7 capítulos de Futurama que nos sacaron lagrimas

Ok, si, quizá no sea fácil conmoverme con películas románticas o a veces inclusos con hechos reales, pero maldición, Futurama era uno de esos programas de TV que te hacían pensar, si, era una comedia, los supersónicos de los Simpsons, pero en realidad, y a pesar de no ser tan populares como estos últimos, Futurama para mí era mucho más que una simple versión de los Simpsons en el futuro, era un programa que me invitaba a  pensar, a disfrutar de historias asombrosas y con todo el bla bla bla científico y ciencia ficción que me gusta, además, su humor no se limitaba -tanto- a accidentes ridículos ni golpes como en los tres chiflados.

Por otro lado, Futurama también logro llegar a mis sentimientos tocando temas que a veces son algo sutiles y que quizá no a todo el mundo les llegue de igual manera, pero luego de ver los capítulos te deja pensando y dándole vueltas a ese concepto, a ese mensaje que los creadores te quisieron entregar, y es ahí donde te llega en todos los Feels.

OBVIOS SPOILERS: Si no has visto Futurama – por alguna razón – te advierto que esto arruinara detalles clave de los que son muchos de los mejores capítulos de la serie, por lo que, si quieres darle una mirada por ti mismo, quizá sea mejor que no continúes leyendo.

 

Los 7 capitulos de Futurama que me hicieron llorar:

 

7.- El Mundo de Leela (Episodio 4×02)

Este es el capítulo en que conocemos el pasado de nuestra alienígena de un ojo favorita, en el, Leela finalmente conoce a sus padres, pero no en las profundidades del espacio ni en las estrellas más lejanas, si no que en las alcantarillas

Resulta que Leela no es realmente una extraterrestre, sino una mutante, con tan pocas mutaciones que podía pasar piola como una extraterrestre humanoide. Por esta razón sus padres la dejaron en el orfanato dándole una oportunidad de vivir una vida normal y feliz.

A pesar de que el capítulo mantiene la verdad escondida de Leela durante todo el episodio, nosotros como audiencia ya sabemos la verdad muy de comienzo, lo interesante es como Leela, a pesar de “ser  engañada” por sus padres y enterarse de su verdadero origen, acepta a sus padres y está más que feliz de encontrarlos, y aun que ese reencuentro de por sí ya es emocionante, es el Flashback final el que nos deja con un aire de felicidad y nostalgia ya que se muestra por medio de varios momentos de la vida de Leela que ella nunca estuvo sola y sus padres influenciaron su vida de sutiles pero importantes maneras.

Lo que una madre y padre pueden hacer por sus hijos no tiene límites. La mayoría de nosotros nos identificamos por ello.


6.- Las manos del diablo son juguetes ociosos (Episodio 4×18)

En este episodio Fry quiere tocar un complicado instrumento musical,   llamado “Holofónoro”, que además de sonar, crea imágenes holograficas, para conquistar a Leela, esto lo lleva a la sabia decisión de hacer un trato con el Diablo… Robot, para cambiar sus manos. Finalmente, Fry se hace el más famoso “Holofónorista” del mundo y escribe una ópera, o concierto, o como sea que se llame ese evento donde se toca el estúpido “Holofónoro.” La obra está basada en la vida de Leela y obviamente hay problemas; Bender deja sorda a Leela imposibilitándola a escuchar la obra de Fry. Aunque paresca increíble Fry escribe una espectacular obra, pero su final es inesperado y negro, el plan del Diablo Robot para recuperar sus manos le devuelve sus manos a Fry, lo que le impide terminar su ópera, todo el público abandona el auditorio dejando a Fry triste y abandonado; todos excepto Leela quien dice “Quiero escuchar cómo termina.” Fry continúa tocando de manera paupérrima mostrando que Fry y Leela finalmente están juntos y se alejan hacia el horizonte.

Este capítulo se supone sería el último capítulo de la serie, pues ya habían anunciado que la serie se cancelaria dándole un toque aún más dramático a este final, que fácilmente pudo ser un perfecto final para la serie.


5.- El tiempo sigue saltando (Episodio 3×14)

Este es uno de mis capítulos favoritos de Futurama. Para empezar, juega con el tiempo y el espacio, algo que siempre me ha gustado. La trama del episodio trata de que el tiempo a sido roto y se “Salta” de un momento a otro sin que nadie recuerde lo que hizo durante estos saltos. Para arreglar este problema, nuestros héroes deciden mover unas estrellas pertenecientes a una nebulosa que está causando el problema, impidiendo que el tiempo siga saltando. Pero el problema permanece, es más, empeora, saltando de un momento en que Fry intenta seducir a Leela, al increíble día de su boda, dejando a todos boquiabiertos y sin saber que hizo Fry para que Leela aceptara casarse con él, incluso ella misma lo duda y cree que ha sido engañada por Fry.

El golpe destructor de corazones viene al final del episodio, cuando el problema ya se hace tan incontrolable, que la única solución posible es crear un agujero negro en la nebulosa tempestad y así detener los saltos temporales, pero al crear el agujero y escapar de la nebulosa, Fry logra ver por la ventanilla de la nave que las estrellas de la nebulosa están ordenadas formando las palabras “I LOVE YOU, LEELA” (Te amo, Leela), así fue como lo consiguió, pero ya es demasiado tarde la carta de amor más romántica del universo conocido está siendo devorada por el agujero negro destruyendo todo rastro del mensaje que hizo que su amada lo aceptara; Fry queda mirando por la ventana solo y triste sabiendo que será la única persona en el universo que sabe lo que realmente hizo. Un devastador golpe en el corazón de Fry y en el de los televidentes, esta tan maquiavélicamente orquestado que te deja con ese mismo sentimiento de vacío.

Y quien no ha tenido ese sentimiento de hacer algo por la persona que amamos, pero nadie más en el mundo sabe que lo hicimos, simplemente lo hicimos por amor. Un sentimiento que a veces te deja con esa sensación de vacío, pero otras, simplemente nos hace sonreír.


4.-Mientras Tanto (Episodio 7×26)

Este es el verdadero final de la serie. Sin dar mucho adelanto del ultimo capitulo, Leela y Fry se quedan atrapados en el fin del tiempo, todo a su alrededor se detiene y ambos tienen la oportunidad de vivir muchos siglos juntos. Luego de muchos años vemos a un Fry y Leela ya ancianos, contentos de haber compartido su vida y sin importar mucho el que el tiempo ya no exista. Es entonces en que aparece el Profesor a explicar algunas cosas científicas medias locas para darle una oportunidad a Leela y Fry de volver al momento previo al que quedaron atrapados en el tiempo, pero sin recordar nada de lo que paso; Leela y Fry se miran después de décadas de vivir juntos “¿Qué dices? ¿quieres hacerlo de nuevo? -pregunta Fry- y Leela responde: “si, si quiero” con lo que deciden entrar al agujero temporal tomando la oportunidad que el profesor les ha dado e invitando a todos nosotros los espectadores la posibilidad de volver a ver la serie y revivir los momentos que más nos gustaron.

Es un capitulo especialmente emotivo por las implicaciones del final de la serie y que finalmente la relación de Leela y Fry es una realidad, algo que todos los Fans quisieron por años, un final bastante adecuado para la serie.

disculpen la calidad del video, pero no había otro…


3.- Juego de Tonos (Episodio 7×23)

Aquí entramos en territorio auspiciado por abolengo y sus pañuelos desechables. En este episodio una nave extraterrestre está destruyendo planetas con unas tonadas musicales ultra fuertes. Fry es el único que recuerda la tonalidad y para identificarla le hacen revivir su ultimo dia en el pasado antes de congelarse. Al más puro estilo de Assassin’s Creed, Fry entra en su sueño solo para descubrir cuanto extrañaba a su familia y especialmente a su madre por lo que, en vez de buscar la música, decide quedarse a pasar un momento de calidad con su familia el mayor tiempo posible, pero su familia simplemente desaparece luego de cierta hora del día puesto que Fry ya no tiene recuerdos de ellos, dejándolo en un cuarto blanco y vacío, sin poder despedirse de su madre.

Ese momento ya es lo suficientemente emocional como para dejarnos con una lagrima en las mejillas, pero el verdadero momento derrochador de pañuelos viene al terminar el episodio ya que Fry durante la noche comienza a soñar con su madre, pero pronto se da cuenta de que es imposible que sean sus recuerdos pues ocurre después de que se congeló; en ese momento aparece Mordelon, quien le informa que este no es su sueño, si no que el de su madre, finalmente Fry y su mamá se abrazan y pasan un último momento juntos tras el cual su madre despierta en el pasado feliz de haber podido ver una última vez a su hijo desaparecido.

Oh… my… God.


2.-  Ladrido Jurásico (Episodio 4×07)

Este es uno muy conocido por los fans de la serie y considerado uno de los momentos más tristes ever en la vida. El capítulo trata de que Fry descubre los restos fosilizados de su mascota “Seymourdiera”, lo que nos lleva una vez más a los flashbacks de la vida de Fry y los momentos felices que paso con su perro. Durante el episodio, se descubre que existe una manera de traer a la mascota de vuelta a la vida con recuerdos y todo, pero Fry en el último segundo se arrepiente y destruye la máquina que restaurara a “Seymourdiera” argumentando que no quería devolver a la vida a su mascota ya que al estudiar los restos de la mascota, se demostró que “Seymourdiera” vivio muchos años luego de la desaparición de Fry por lo que vivió su vida feliz y siguió adelante olvidándose de él.

Una historia muy triste que nos lleva a reflexionar sobre el seguir adelante y aceptar algunas cosas que quizá quisiéramos fueran distintas, “Seymourdiera” tuvo una vida feliz y Fry lo acepto contento de que su mascota vivió una vida plena. Ese sería el caso si es que los creadores de la serie no fueran unos malditos destruye almas, pues luego de esto, el capítulo concluye con un Flashback final que muestra a “Seymourdiera” esperando que volviera Fry durante horas, días y años, hasta que finalmente se rindió y murió.

OH SHIT! ¡Cómo pudieron hacernos esto! Maldito Matt Groening, pudiste dejar la historia en un final triste pero feliz, pero ¡NO! ¡Decidieron hacer todo Brutalmente triste y desolador! ¡MALDITOS!


1.- La suerte de los Fry (Episodio 3X04)

Apuesto que creyeron que el capítulo de “Seymourdiera” seria el número uno, y estarían en lo correcto, salvo que este capítulo tiene un lugar especial en mi memoria.

En la suerte de los Fry, vemos una vez más una serie de Flashbacks esta vez de Fry y su hermano mayor Yancy, quien a menudo robaba todos los logros de Fry, su estilo, sus frases e incluso un trébol de siete hojas que supuestamente le daba la suerte a Fry y le daba éxito en todo lo que hiciera.

En el futuro Fry descubre que luego de su desaparición Yancy encontró su trébol de la suerte y no solo se dedicó a realizar todos los sueños de Fry, como ir al espacio, ser el primer hombre en marte y ser parte de una banda de rock, sino que además llego al extremo de cambiarse su nombre a “Philip J. Fry” suplantando a nuestro héroe y llevándose todo el crédito de sus acciones.

Viendo que Yancy no solo a robado su nombre si no que sus sueños, Fry está determinado a ir al luar donde está enterrado su hermano para recuperar su amuleto de la suerte y cobrar lo que es suyo, es ahí en donde finalmente sabemos la verdad puesto que en el epitafio de muerte de Yancy se puede leer “Aquí descansa Philip Fry. llamado así por su tío para conservar su espíritu.” Finalmente, este Philip Fry es el hijo de Yancy, quien le puso ese nombre a su hijo para recordar a su hermano perdido a quien extraño cada día de su vida.

Weon, o sea, Snif, Snif. Lo siento, lo siento, es que me emociono de solo pensar en el episodio, es un real ejemplo de cómo hacer un volcamiento de la historia magistralmente, sin duda uno preparado a propósito, pero que cumple su cometido de manera magistral, llegarte al corazón y a las lágrimas.

Este episodio llego a mi luego de haber tenido una tremenda discusión con mi hermano, en ese tiempo discutíamos bastante y ver el capítulo simplemente me hizo pensar de manera distinta, si mi hermano desapareciera y se congelara para ir tres mil años en el futuro. ¿Qué haría yo? ¿sería ese Yancy? No lo creo, me arme de valor, lo conversamos y vimos el capítulo nuevamente juntos y de ahí en adelante que no tenemos una pelea por algo estúpido, Futurama tiene muchísimos logros, pero para mí este es el más grande. Logro cambiarme y hacerme una mejor persona.

 

Gracias futurama.

 

Mensaje post-créditos: Siento que me falto una conclusión, pero creo que en realidad termino bastante bien con ese mensaje final. Aun así, quiero saber que creen ustedes. ¿Cuál fue el capítulo que a ustedes más les llego al corazón?

Saludos y nos vemos en omicron persei 8.

Comentarios

Autor: Julio Zenteno Gaete

Cuando pequeño se encontró con los Dioses Freak quienes le dieron el título de Demi-Dios de los videojuegos y los comics. Tiene grandes amistades con los Demi-Dioses del Cine y la TV con quienes suele tomar algunas cervezas discutiendo ñoñerías.

Compártelo!!