Empieza la batalla final…

Sinopsis: El mundo real y la realidad virtual se entremezclan y solo Michael puede volver a poner las cosas en su sitio antes de que sea demasiado tarde. Michael vivía para jugar, pero los juegos a los que jugaba, ahora son demasiado reales. Hace solo unas semanas todo era divertido, sin embargo, ahora todo es demasiado peligroso. VirtNet se ha convertido en un mundo catastrófico y el plan de Kaine está a punto de ser completado. Si se sale con la suya conseguirá cyber-dominar el mundo y Michael y sus amigos son los únicos que pueden evitarlo. Pero antes Michael deberá averiguar quiénes son sus amigos realmente.

No leer esta reseña si no has leído “El juego infinito: Revolución”, segundo libro de la saga.

Reseña: En mayo llegó a las librerías el último libro de la trilogía La Doctrina de la Mortalidad escrita por uno de mis autores favoritos, James Dashner.La-batalla-final_phixr

Continúa la aventura por salvar el mundo real de los tangentes que quieren apoderarse de los cuerpos humanos. Michael y sus amigos confiaron en la persona equivocada y ahora tendrán que enmendar el daño que han hecho pero con la ayuda de una persona de confianza, Helga, la antigua cuidadora de Michael.

La historia da un giro y ya nada es como creíamos. Los supuestos amigos serán los enemigos y los enemigos se convertirán en aliados. La Doctrina de la Mortalidad no es algo tan descabellado pero de todas formas hará que los humanos ya no tengan poder sobre sus acciones. Descubriremos que los tangentes están en todas partes y no todos tienen los mismos intereses.

En esta nueva entrega de la trilogía todo se vuelve relativo. Depende mucho del punto de vista de los personajes el poder decir si algo es bueno o no lo es. Hay una pérdida terrible y mucho sufrimiento. Pero nuestro protagonista está dispuesto a todo para que los humanos no sean atacados por tangentes y, lo más importante, hará hasta lo imposible por devolver la mente de Jakson Porter a su cuerpo.

Una de mis cosas favoritas de esta trilogía es lo rápido que pasa todo, nos vemos envueltos en aventuras constantemente y nada es predecible porque a medida que conocemos más información va cambiando nuestra percepción del mundo y de lo que es bueno y malo.

“¿Y quién dice qué es real y qué no lo es?”

Además los personajes sufren, tanto física como sicológicamente, y eso le da ese toque de rudeza que me encanta. A decir verdad, James Dashner es de esos autores que se encariñan poco con su personajes porque los hace sufrir de una manera horrorosa. Pero hay que agradecer que acá el final es aceptable.

El Juego infinito es una trilogía pensada en los amantes de los videojuegos. Te transporta a mundos maravillosos, con una tecnología soñada pero la aventura que te presenta es algo que te mantendrá los nervios a flor de piel.

  • Le puse 4 estrellas en Goodreads

Comentarios