Sinopsis: Cuando Cassie desaparece dejando tras de sí una serie de crípticos mensajes, Wylie tiene que superar sus miedos y hacer lo que mejor se le da: salvar a su amiga de sí misma. Acompañada de Jasper, el chico que las ha distanciado, Wylie se lanza a la desesperada a una misión de rescate, que pronto se revelará sumamente peligrosa.
Cuanto más se adentran en los frondosos bosques de Maine, más tiene que esforzarse Wylie por apaciguar la creciente sensación de que algo va muy mal. ¿Y si Cassie les estuviera ocultando algún detalle? ¿Y si encontrarla fuera solo el principio de algo mucho más misterioso? Cuantas más preguntas se haga Wylie, más deseará no haber salido de su casa… Pero también descubrirá que es más fuerte de lo que jamás había imaginado.
Cuando no puedes confiar en nadie, solo te queda tu instinto.

Primera entrega de la trilogía Extraños y sinceramente no tenía mucha información sobre la trilogía o la autora cuando el libro llegó a mis manos gracias a Penguin Random House así que, al leer la sinopsis, imaginé que era un thriller juvenil sobre la desaparición de una adolescente que era buscada por su mejor amiga y el novio, pero inconfundiblemente trata de mucho más de lo esperado y va captando tu atención cada vez más al transcurrir la historia.

Wylie y Cassie han sido mejores amigas por un largo tiempo, pero las cosas no van bien entre ellas últimamente pues la actitud de Cassie ahora es otra con un nueva imagen, nuevo grupo de amigas y nuevo novio que se rumorea tiene toda la actitud de chico malo y con Wylie sobrellevando la reciente perdida de su madre en un accidente automovilístico, sufriendo cada vez más con desmayos, sus altos niveles de ansiedad y agorafobia.

Pero cuando Cassie desaparece misteriosamente y manteniendo comunicación por mensaje de texto -que además son muy crípticos- solo con su novio Jasper, Wylie empieza una carrera contra el tiempo para lograr llegar hasta Cassie y salvarla del inminente peligro del cual se encuentra. Provocando en el proceso que Wylie deba recurrir a toda su fuerza interior para superar sus grandes temores junto con Jasper, con el cual no mantiene una buena relación siendo este uno de los motivos de su distanciamiento con Cassie.

En un principio se nos narra las circunstancias en las que se encuentra Wylie con la muerte de su madre, sus problemas emocionales y la relación que mantiene con su padre, hermano Gideon y Cassie; hasta la desaparición de ésta última motivando a Wylie entrar en acción de un modo que jamás pudo imaginar. La historia continua en un frenesí de acciones para llegar lo más pronto posible con Cassie sumergiendo a Wylie y Jasper en peligros insospechados haciendo dudar a Wylie de las intenciones de todos y siendo piezas esenciales de un rompecabezas que no sabían que formaban parte. Todo condimentado con flashbacks que nos van dando más información y complementando la historia.

Una trama electrizante y adictiva llena de giros imprevisibles que te sumergen más en duda respecto a todo, con una gran cuota de misterio y tensión constante donde todas las teorías posibles se van cayendo tan fácilmente como una torre de naipes manteniendo al lector en un terreno de arenas movedizas constante haciendo desconfiar de todo y de todos. Donde nuestros protagonistas deberán dejar las diferencias atrás superando los prejuicios para mantener la unidad y lograr salir vivos de esta aventura que a cada tramo se vuelve más peligrosa y todo sucediendo en menos de 48 horas.

Para los ansiosos y con la necesidad de saber, como yo, es bueno que ya se encuentre en librerías la segunda parte llamada “Aislados” siendo lo más recomendable hacerse con ambos de una vez para que puedan continuar inmediatamente con esta travesía que te mantendrá atrapado de principio a fin.

  • Reseña escrita por nuestra colaboradora Nathalia Cortés.

Comentarios