Sinopsis: «Yo, Penny Lane Bloom, estoy saliendo con alguien. Exacto. La chica que fundó el Club de los Corazones Solitarios y juró no volver a quedar con chicos durante el resto de su vida tiene novio. Y, no, las ranas no han criado pelo y no me he vuelto lo ca.,, Ahora tengo el novio que merezco. Es amable, inteligente y divertido. ¡Ah! Se me olvidaba comentar que es un pibón. Aunque, claro, siempre hay un pero… Para nada quiero convertirme en una chica de esas. Ya sabes a cuáles me refiero: esas que dejan tiradas a sus amigas en el instante mismo que se echan novio. He hecho un juramento: jamás seré así. No puede ser tan difícil…»

SI NO HAN LEÍDO LA PRIMERA PARTE DE EL CLUB DE LOS CORAZONES SOLITARIOS LES RECOMIENDO NO LEER ESTA RESEÑA PORQUE PODRÍAN LLENARSE DE SPOILERS. AQUÍ LA RESEÑA DEL PRIMER LIBRO.

 

“Love is all you need… ¿estás segura?”

Reseña: Pasaron muchas cosas en la vida de Penny Lane en el primer libro, el Club de los Corazones Solitarios fue creciendo de una manera sorprendente para todos, reflexionamos lo suficiente como para darnos cuenta que no era necesario cerrarse y no querer salir con chicos nunca más porque, aunque pareciera imposible, en McKinley aún había chicos que valían la pena. Y por supuesto, Penny aceptó que estaba loca por Ryan Bauer.

Ninguna relación es fácil y con una chica como Penny nada podía ser tan simple, la carga que significaba el club y toda la responsabilidad que involucra provocan que no pueda ver claramente cual es su prioridad, entre sus amigas y su novio, harán que las decisiones se le compliquen al máximo.9788420482088_phixr

Un personaje que toma harto protagonismo es Todd, el que andaba con todas las chicas de la escuela y a todas las tiraba como si no valieran nada, prácticamente le destroza la vida a varios personajes del libro, solo por querer ser superior a todos sus compañeros, pero nos damos cuenta que hay gente que es capaz de enfrentarlo, a pesar de todos los ataques que esta horrible persona intente.

Ryan y Penny tienen un enorme camino que recorrer e infinitos obstáculos que se les cruzan de por medio, están muy confundidos, no saben cómo llevar su relación pero nuestra fundadora del Club de los Corazones Solitarios es la mayor culpable de todo, sus inseguridades con los chicos le afectan mucho, no tiene idea de cómo tiene que actuar frente al que es ahora su novio, y tampoco sabe cómo equilibrar todo lo que tiene que hacer en su día a día. Así comienzan todos los problemas, Ryan pasa por cosas horribles y ninguno sabe cómo podrán seguir adelante si las cosas siguen así.

En este segundo libro nos podremos enterar mucho mejor de las relaciones interpersonales de las chicas del club y nos muestran más a fondo como van uniendo sus fuerzas poco a poco logrando cosas que ni ellas hubieran imaginado nunca. Penny cada día se hace más fuerte incluso estando en una relación.

Yo necesitaba este libro, necesitaba saber que pasaba con esta pareja tan particular, quería ver el otro lado de las relaciones, porque en el primer libro nos hablan de lo horrible que son los hombres, que no les importan las mujeres sino que solo las utilizan para beneficio personal. Por el contrario, aquí hablamos del otro tipo de hombre, el que valora a las personas por lo que son, que no te intenta hacer daño porque para él tú eres lo más importante. Aquí volvemos a recobrar la fe en la humanidad al darnos cuenta que solo es saber fijarnos en chicos que lo merecen.

Hay un nuevo personaje que era, a mi parecer, lo que le faltaba al libro; Bruce es un estudiante de intercambio que nos muestra que no solo las chicas sufren, ni los chicos son los únicos malos de las relaciones. Nos enseña que el problema no es de un género en particular, sino que de simples personas que puedes encontrar en cualquier parte.

Yo creo que todos lo que lo lean terminarán odiando a Todd tanto como yo, es que es el típico niño que no tiene nada mejor que hacer que llamar la atención, y lo peor es que lo hace sin importarle ninguna consecuencia, jamás siente remordimiento y mucho menos pide perdón.

La historia me identificó mucho, tanto problema, discusiones, peleas en una simple relación, además de las múltiples responsabilidades que tiene nuestra protagonista es lo mismo que alguna vez yo pasé en mi vida pero, a diferencia de la señorita Bloom, yo no tenía tanto apoyo en ese entonces por lo que fue un momento confuso y difícil de superar. Y como voy a decir siempre, debí haber leído este libro unos años atrás y me hubiera ayudado a superar muchos problemas, así como el Club ayuda en cada momento a Penny.

Algo parecido es lo que piensa la autora y queda claro en este extracto que viene al final del libro:

“Elizabeth Eulberg lamenta que la idea del club de los corazones solitarios no se le ocurriera a los diecisiete años. En vez de eso tuvo que refugiarse en su amor por la música para superar las jugarretas de chicos estúpidos.”

Recomiendo ambos libros de el Club de los Corazones Solitarios, son muy ligeros pero todo lo que puedes sacar de ellos es impresionante, sobre todo cuando eres adolescente. Nos mostrarán que la amistad, el amor y la familia son lo más fundamental para seguir adelante en momentos difíciles.

 

Le di 4 estrellas en Goodreads.

Comentarios