SinopsisSi bien el ambiente frío y aséptico de una clínica es el último lugar donde una pareja de adolescentes esperaría iniciar una relación significativa, a veces el azar nos sorprende con encuentros fortuitos que marcan nuestro destino.
Convaleciente de un trasplante de médula, Zac lleva semanas solo y aburrido en el hospital cuando en la habitación contigua ingresan a Mia, una impetuosa chica de su edad. A los golpecitos en el tabique del principio les sigue el intercambio de notas por medio de las enfermeras y, finalmente, en el silencio de la noche, la comunicación a través de Facebook. Paulatinamente, una amistad surgida de la necesidad da paso a una atracción muy especial que, sin embargo, se verá expuesta a una dura prueba cuando más adelante la realidad cotidiana interponga unos obstáculos con los que Zac y Mia no contaban.

Reseña: Llega a nuestras librerías la novela juvenil Zac y Mia.zacymia_300_rgb_phixr (1)

Lo primero que sucede cuando ves este libro y descubres que trata sobre dos adolescentes con cáncer es compararlo con Bajo la misma estrella. A mí me pasó, lo empecé a leer con desconfianza pero de a poco fui descubriendo que es una historia diferente y merece que le demos una oprtunidad.

El libro está dividido en 3 partes: ZacZac y MiaMia. Como podrán adivinar, la primera parte la cuenta Zac, en la segunda van turnándose ambos personajes para contarnos los hechos y en la tercera es solo Mia quien nos habla.

Estos dos chicos se conocen en el hospital. Zac ha pasado por un trasplante de médula y está en recuperación, pasa los días con su madre jugando y comiendo helado. Mia llega un día a la habitación de al lado porque tiene cáncer en una pierna, ella no quiere estar ahí y culpa de todo a sus madre. Estos dos personajes son completamente opuesto en cuanto a la forma en que reaccionan frente a su enfermedad y es esta mezcla de emociones lo que hace de este libro algo interesante de leer.

A medida que avanzamos las páginas vamos viendo la evolución de los personajes y cuanto les cambia la vida luego de padecer esta terrible enfermedad. Podemos ver las distintas reacciones que tienen las personas más cercanas a ellos, algunos los apoyan y otros los abandonan.

Si bien no es una gran historia, logra su objetivo de hacer que te pongas en el lugar de ellos y te cuestiones qué harías tú en su situación.

En este tipo de libros tú esperarías emocionarte pero no me pasó y eso resta puntos. No niego que me entretuve mientras leía pero no logré encariñarme con los personajes ni pude cautivarme completamente con la historia. Hay momentos tristes que no lograron hacerme derramar ni una lágrima.

Sentí que fueron demasiadas páginas para contarnos tan poco. Me faltó química entre los protagonistas porque nos la venden como casi una historia de amor y para mí, con suerte puede llegar a ser una amistad bastante decepcionante. Muchas cosas me parecieron relleno y el final no me gustó nada, lo encontré demasiado apresurado e inconcluso.

De todas formas fue una lectura agradable, me entretuve con la evolución de las cosas, aprendí un poco más sobre cáncer y logró que me preguntara quienes de mis amigos se quedarían conmigo si yo pasara por una situación como la de ellos. Siempre estuve repitiéndome que nada es peor que morir, que hay que luchar.

Zac y Mia es una historia que nos enseña lo importante que es tener un amigo que te ayude a ver la luz en tus momentos más oscuros, alguien que te diga las cosas tal como son sin importar lo duro que pueda sonar.

“Con toda la destrucción que causa, el cáncer tendría que entrar a gritos en el cuerpo, con sirenas aullando y luces centelleantes. No debería poder ocultarse y echar raíces en el cerebro de alguien de esa forma, agazapado entre los recuerdos.”

Le puse 3 estrellas en Goodreads porque disfruté de la lectura.

Comentarios