SINOPSIS: 30 años después de su última pelea, dos rivales retirados del boxeo vuelven a enfrentarse en un ring y a enfrentar sus vidas a los fantasmas del pasado.

2,4x1,82RESEÑA: Llega a nuestra cartelera la cinta del director Peter Segal (Y Dónde está el Policía 33 1/3, Locos de Ira) que reúne a dos leyendas del cine, Sylvester Stallone (Rocky, Rambo) y Robert de Niro (El Padrino II, Taxi Driver), en una última batalla épica sobre el ring. La vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

Esta es una de esas cintas que voy a ver sin muchas expectativas, pero tampoco sin prejuicios. El cine tiene la capacidad de maravillar y sin dudas siempre hay que formarse una opinión propia de todo lo que esté en cartelera antes de desecharlo. Ajuste de Cuentas es de esas cintas que en el mar de superestrenos y temporada de premios, simplemente se había perdido de mi radar. Con un argumento interesante y desprovisto de grande ambiciones, esta cinta se sumerge de lleno en la comedia, su director es un conocido consagrado en el género, reuniendo en pantalla a dos íconos de los filmes de boxeo: Sylvester Stallone (Rocky) y Robert de Niro (Toro Salvaje), llenándonos de referencias sacadas de esas dos icónicas cintas, riéndose un poco de aquellas imágenes que han quedado en la memoria colectiva de más de una generación.

Esta entrega, simple, armónica y predecible, logra entretener, que es su objetivo, sin ser una lumbrera en su género. Todo lo que sucede es un anticipo de la esperada batalla final, y todo aquello que era predecible se convierte en impredecible en aquellos últimos minutos del filme. No hay manera de saber quién será el ganador o cómo podría terminar y eso logra mantener, en cierta manera, el suspenso y la emoción.

Siempre este tipo de películas están cubiertas de enseñanzas, las mismas de siempre, de no rendirse, de que si queremos podremos llegar a alcanzar todas nuestras metas. Esa fábula implícita obligada está presente en Ajuste de Cuentas, pero no con melodrama, la sutileza de este concepto obligatorio permite que pueda desarrollarse la comedia y el relajo que quiere traspasarnos. Lo interesante del asunto es que hay una enseñanza mucho más importante en las simples líneas de su guión y es el respeto que debemos tener con aquellos que ya han dejado de ser jóvenes, respeto por su sabiduría, por su historia, porque la fuerza interior va creciendo con los años. Ese, en mi humilde opinión, es el concepto más destacable de la cinta y el que más me llegó.

Sabemos ya que Sylvester Stallone ha sido nominado (nuevamente) al Premio Frambuesa 2014 como Peor Actor por su interpretación en esta película, pero por primera vez yo no estoy de acuerdo con esta nominación. Hay algo en la historia de Sly, en su historia personal, que traspasa esa melancolía, ese distanciamiento del presente que lo hacían perfecto para el papel; ese sentido de pérdida, de ese pasado que no volverá, de imagenes evocadas que está presente en su interpretaciónl. Puede haber muchísimos mejores actores que él en el mundo que habrían entregado una actuación muchísimo mejor que él, sabemos de sobra que Stallone no es un actor dotado de grandes capacidades histrionicas, pero nadie en el mundo podría ser más perfecto para este papel en el que intrínsecamente está interpretando una vez más a Rocky Balboa, y Rocky, señores, hay uno solo y es irremplazable.

Robert de Niro como siempre multifacético y carismático, un gran actor que ha pasado tanto por grandes producciones como por cintas de dudosa categoría, pero cuya actuación siempre es digna de ver. Ajuste de Cuentas no es la excepción y De Niro entrega su ángel, su capacidad para hacer humor, su ironía y su oficio en un personaje que le queda  muy bien.

El resto del elenco está integrado por la ganadora del Óscar Kim Basinger (Los Ángeles al Desnudo, Nueve Semanas y Media) que sigue siendo una estupenda mujer pero por sobre todo una estupenda actriz, John Bernthal (The Ghost Writer, El Lobo de Wolfstreet) a quien conocemos mayormente por su trabajo en la serie The Walking Dead, el laureado Alan Arkin (Escape de Sobibor, Argo)y el comediante Kevin Hart (Mi Novia Polly, Muerte en el Funeral).

En resumen, Ajuste de Cuentas es una cinta liviana, entretenida, sin muchas pretensiones, llena de guiños a clásicas películas del género, que divierte y entrega un momento ameno en el cine. Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Entretenida.

Erika Moreno I.

 

Comentarios