La temporada de premios está que arde, y la recta final a los Oscar se definirá por una cabeza. Eso garantiza buenos, esperados y bullados estrenos durante estos acalorados meses de verano, y “American Hustle” definitivamente está a la cabeza de la lista. Con un reparto envidiable y la venia de la crítica mundial, esta cinta de ensamble que combina comedia con drama e intriga policial aterriza finalmente en nuestra cartelera. La revisamos, cortesía de Andes Films, y te la comentamos sin spoilers, sin verdad absoluta.

 

Henry-Cinemas-Escandalo-Americano-pCada año repetimos lo mismo, pero no por eso deja de ser cierto. Es temporada de Oscar, y eso significa un montón de buenas películas. Si, tal vez no encuentres en la lista de nominados a tu favorita, o incluso a la mejor, pero difícilmente encontrarás algo malo. La Academia se ciñe a sus clásicas reglas para elegir a sus nominadas y títulos reinantes, pero la lista de nominados a Mejor Película es un obligado para cualquier cinéfilo. Para reforzar esta idea nos cae “Escandalo Americano”, una cinta inspirada libremente en un escándalo policial del Estados Unidos de los años ’70 plagada de chispa, pero por sobre todo, de tremendas actuaciones. El elenco está encabezado por un absolutamente irreconocible Christian Bale (que se transformó totalmente para este rol, uno de los sabores favoritos de la Academia) dando vida a Irving, un estafador que se enamora perdidamente de Edith (Amy Adams), una vividora con la que montan una sencilla pero lucrativa operación de crímenes. En su camino se cruza Richie (Bradley Cooper, que deja de lado su faceta de galán para este rol, otro sabor del gusto de la Academia), un patético agente del FBI sediento por dar el golpe policiaco de su vida. Él obligará a la dupla de criminales a montar la más grande estafa de sus carreras, la trampa perfecta para atrapar a los peces más gordos. Sin embargo, todo se complicará cuando la conflictiva esposa de Irving, Rosalyn (Jennifer Lawrence) entre en escena, y cuando quede atrapado en la red del FBI el alcalde Carmine Polito (Jeremy Renner), el político más amado de la ciudad. “Escandalo Americano” prescinde de gran técnica, preciosismo o cinematografía complicada, y se centra exclusivamente en el talento conjunto de sus actores. La trama es, a la larga, sencilla pero llena de giros y sorpresas dignas de cualquier comedia de equivocaciones. Son las interpretaciones basadas en la improvisación guiada del director David O. Russell  (“The Fighter”, “Silver Linings Playbook”, ambas junto a miembros de este elenco) la base, fortaleza y poder absoluto de la película. No en vano es esta una de las pocas homenajeadas en la historia del premio en tener nominados en las cuatro categorías de actuación: la dupla protagónica en actuación principal y sus dos acompañantes en secundarios. Cualquier lujo en montaje, fotografía o guión es descartado, dando total rienda suelta a los personajes, todos versiones “caricaturizadas” y patéticas de aquellas personas reales que inspiran la historia. El resultado es una cinta fresca, dinámica, menos frontal y poderosa que otras contendoras con temáticas similares (como “Lobo de Wall Street”), pero plagada de encanto y humor, que atrapa por más de dos horas y, sin duda alguna, confirma a su elenco entre lo más grande del Hollywood de hoy.

 

“Escandalo Americano”, nominada a Mejor Película (con posibilidades). Desde el 30 de Enero en la cartelera local, para que la veas y nos cuentes sin olvidar nuestro consejo de siempre: no importa lo que leas o escuches. Debes ver, ser tu propio crítico.

 

Inti Carrizo-Ortiz

Comentarios