“Y es precisamente esta premisa que mezcla los monstruos paranormales con los de carne y hueso lo que hace que este filme sea un éxito que sobrepasa algunos detalles que podrían ser criticables”

  • Título: La Noche del Demonio: La Última Llave
  • Director: Adam Robitel
  • Reparto: Lin Shaye, Leigh Whannell, Angus Sampson, Josh Stewart
  • Música: Joseph Bishara

Rating: [3/5]

SINOPSIS:  Regresan los eventos parapsicólogicos protagonizados por la talentosa psíquica Elise Rainier (Lin Shaye), la médium capaz de ponerse en contacto con los muertos y que lucha contra los espíritus demoniacos. En esta nueva aventura, ambientada tras los hechos ocurridos en Chapter 3, conoceremos a la familia de Elise, así como sus orígenes.

RESEÑA: Elise es Insidious e Insidious es Elise, eso es lo que los fans de esta saga que estrena su cuarta parte este jueves 11 de enero en nuestro país, precuela directa de la Noche del Demonio, sabemos de sobra, pero esto no se había reflejado con tanta claridad hasta el estreno de La Noche del Demonio: La Última Llave. Y debo decir que esta es una cinta que pone las cosas en su lugar y nos da a conocer quién es realmente esta poderosa médium interpretada por la siempre magnífica Lin Shaye, quien a lo largo de todas las películas le ha impregnado a su personaje mucha humanidad y una tremenda simpatía que nos hace quererla.

James Wan (El Conjuro, La Noche del Demonio) director de la primera y segunda parte y cuya tercera parte fue cedida al escritor de este Leigh Whannell (La Noche del Demonio 3) quien también es el actor que da vida a Specs, es el gran artífice de esta saga, que aunque está dentro del género de terror ha sabido con gran destreza moverse por distintos géneros como el drama e incluso la comedia. Sin embargo, la dirección de La Última Llave cae en manos Adam Robitel (The Taking Deborah Logan) quien sin poseer la destreza técnica de sus predecesores y cuyos recursos cinematográficos tienden a replicar lo que ya hemos visto anteriormente, logra mantener y honrar el material original y nos entrega una película que explora los monstruos tantos paranormales como los monstruos que llevamos con nosotros mismos y los que son de carne y hueso.

Y es precisamente esta premisa de los monstruos paranormales con los de carne y hueso lo que hace que este filme sea un éxito que sobrepasa algunos detalles que podrían ser criticables, como el “villano” genérico y algunas relaciones forzadas, después de todo, cada historia que llega a su cuarta parte sufre de ciertas falencias y algunas escenas predecibles.

El score difiere bastante de las composiciones de sus predecesoras, una vez más de la mano del experimentado Joseph Bishara  (El Conjuro 2, La Noche del Demonio 3), un favorito para musicalizar el género, la música de la Noche del Demonio 4 es mucho más calmada, mucho más misteriosa, mucho más ligada al personaje de Elise Reinier, que es, como decíamos más arriba, la protagonista y gran heroína de esta franquicia.

Lo bueno que tienen franquicias de terror como El Conjuro y La Noche del Demonio es que son elegantes, y con mayor o menor éxito, siempre están tratando de desarrollarse, de presentar nuevas propuestas, de crear pequeños universos y eso siempre se agradece, es bueno ver películas donde una mujer mayor es la protagonista y no un grupo de adolescentes de escaso CI que solo piensan en tener sexo en el bosque. Puede que les parezca una cinta que no se compara a sus primeras dos partes y tal vez tendrán razón en notarlo, sin embargo, ver esfuerzos de esta naturaleza en un género tan manoseado (y mal manoseado a veces) siempre es un aliciente para ir al cine y disfrutar.

Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Buena

Erika Moreno I.

Comentarios