Título: The Maze Runner: La cura Mortal
Director: Wes Ball
Reparto: Dylan O’Brien, Kaya Scodelario, Thomas Brodie-Sangster, Ki Hong Lee, Giancarlo Esposito, Aidan Gillen, Patricia Clarkson
Música: John Paesano

Rating: [4/5]

SINOPSIS: CRUEL no va a parar hasta descubrir la cura a “la Llamarada”, un virus que ha convertido a la población en una especie de zombies llamados Cranks. Mientras, Thomas (Dylan O’Brien) y sus amigos tratan de salvar a quienes puedan de las garras de esta organización que tortura y mata en nombre de la ciencia.


RESEÑA: The Maze Runner: La Cura Mortal es la última película de la trilogía que llegó por primera vez a nuestros cines en 2014. The Maze Runner (2014) se unía a los demás estrenos basados en libros de distopía como Los Juegos del Hambre y Divergente, y a pesar de no haber ganado tanta fama como el primero, The Maze Runner triunfó y adoró a sus fans. La segunda película se estrenó el 2015, y ahora es tiempo para la última.

Si no recuerdas, en The Maze Runner: Prueba de Fuego (2015), Thomas y sus amigos habían encontrado por fin un refugio libre de cranks y la intervención de CRUEL, hasta que Teresa (Kaya Scodelario) los traicionó y los delató. Aquello terminó en la destrucción y muerte de muchos, y además en que Minho (Ki Hong Lee) fuera capturado por CRUEL. Al final de la película, Thomas estaba decidido en encontrar a Minho y terminar el conflicto con CRUEL de una vez por todas.

Así parte The Maze Runner: La Cura Mortal. No hay introducciones o flashbacks: Thomas quiere encontrar a Minho y nadie lo va a detener. La escena inicial recuerda un poco a Mad Max: Furia en el Camino (2015), Thomas y los demás en un desierto, en una persecución. El objetivo: robar un tren lleno de jóvenes inmunes adentro. Entre ellos, Minho.

Toda la trilogía se caracteriza por sus escenas de acción, pero en La cura mortal son mejores: más maduras y más inesperadas. De hecho, toda la película se siente algo más madura. A pesar de que Wes Ball adoptó los elementos esenciales de los libros escritos por James Dashner que hacen la trilogía tan especial, el director tomó la historia y la hizo suya.

Muchas escenas parecen sacadas de otros géneros. Luego de la mitad de la película esta se transforma casi en una película de espías; Thomas y demases deben infiltrar la “última ciudad”, una moderna capital rodeada por muros donde CRUEL tiene su sede, en un elaborado plan que incluye máscaras, armas y la ayuda de un viejo amigo.

Luego de que esta película se retrasara más de un año debido a un accidente que sufrió Dylan O’Brien en el set, podemos ver que los actores han tenido más tiempo para madurar en sus actuaciones. The Maze Runner: La cura mortal supera a su película antecesora en más de un aspecto, con mejores actuaciones, mejor fotografía e una trama mucho más interesante y cautivadora.

En cuanto a la historia, como mencioné, se mantuvieron varios esenciales que los fanáticos de los libros de seguro estaban esperando. Pero también hay varios cambios que, en mi opinión, sirven para que la historia haga más sentido y pierda algo de inmadurez que tenía.

La química entre el cast es evidente, lo que hace que los eventos sean muchos más emotivos y que estés al borde de tu silla, incluso si ya has leído los libros y sabes lo que va a pasar. Es una pena que esta sea la última película y que tengamos que despedirnos del grupo de amigos.

The Maze Runner: La Cura Mortal se estrena mañana 25 de enero 2018 en los cines de nuestro país, más de dos años después de su antecesora. A pesar de este retraso, que pudo haber hundido a la saga, es una buena película, llena de acción y emoción que promete satisfacer a los fanáticos y a sorprender a quienes no saben lo que ocurrirá.

Javiera García

Comentarios