• Nombre: Paddington 2
  • Director: Tom King
  • Música: Dario Marianelli
  • Reparto: Ben Wishaw (voz), Imelda Staunton (voz), Michael Gambon (voz), Hugh Boneville, Sally Hawkins, Peter Capaldi, Brendan Gleeson, Julie Walters, Jim Broadbent

En el mundo del cine cuando juntas los conceptos de serie nostálgica, que la recuerdas con cariño porque es tu infancia, y película live action te dan la impresión de que terminará siendo algo como los Pitufos o Alvin y las Ardillas. Con CGI, ellos no siendo realmente el punto y muchas canciones pop que hacen que aquello que atesorabas y recordabas con tanto cariño, no estuvo ahí en primer lugar.
Y está Paddington en otra vereda, muy alejada.
En preparación a esta película vi la primera parte, y realmente me arrepiento mucho de no haberla ido a ver en su momento. La película es muy buena, disfrutable y por sobre todo encantadora, es una gran película familiar, así que con eso, me fui a ver la segunda parte.
Puedo decirles que Paddington 2 es incluso mejor.

Sinopsis: El dulce Paddington (Ben Wishaw) está finalmente integrado a la familia Brown, y es un habitante muy popular en Windsor Gardens. En medio de la busqueda del regalo para su querida Tía Lucy (Imelda Staunton), es que encuentra un libro, que muestra Londres, un lugar que ella siempre ha querido visitar. Pero el libro es robado, y nuestro héroe debe lidiar con unos cuantos problemas para poder recuperarlo.

Reseña: Creo que a la hora de hablar de esta película, lo que tengo que decir es que me encantó. Me gustó el mundo que rodea a Paddington y me fascina la visión del mundo que este posee y como eso es visto por los demás.
Es por supuesto, una historia del pez que se tiene que adecuar a nadar en otro estanque, Paddington es un oso que se tiene que acostumbrar a un nuevo país y a vivir con humanos, porque antes de eso vivía con sus tíos, un par de osos. Su visión del mundo es sumamente pura, por lo tanto muchas veces puede que no entienda mucho la manera de ser de los humanos, ya sea lo que dicen o su lenguaje corporal. Pero lo destacable es que nadie lo mira en menos, más bien todo lo contrario, y por supuesto, muchos de estos malos entendidos se prestan a muchas situaciones graciosas, y son graciosas de verdad. Uno de verdad se ríe con esta película y le toma aún más afecto a estos personajes.


De verdad es maravilloso ver como las personas no le reclaman esa actitud inocente que posee, y conecta tan bien con el público que uno no piensa ni por un segundo que como es posible que no comprenda el mundo, te recuerda que a veces todos, podemos no entenderlo. Es bueno tenerlo en cuenta, porque no siempre sabemos cómo funciona, y por eso estamos aprendiendo de a poco. E incluso cuando el personaje se da cuenta de cómo es el mundo en realidad, él aprende, y considero que esa es una gran lección, no solo para niños sino para todo el que vea esta película. Además está muy bien contada, no solo a nivel de guión, sino también visualmente, está dirigida de una manera preciosa, no de una manera en que uno dice “es una película para niños”. Se nota el esfuerzo porque se siente mucha calidez en las tomas.
Y eso no solo se traspasa a nivel técnico sino que también a nivel actoral. Los actores de esta película son increíbles. Hugh Boneville y Sally Hawkins muestran tener mucha química y son enternecedores, de verdad, cada vez que ella sonríe te dan ganas de abrazarla por la ternura que transmite. Se nota que pusieron un nivel de esfuerzo muy grande que tenían ganas de mostrar este proyecto.


Un rol que está increíble es el de Hugh Grant, que hace de un actor famoso en su momento pero que ahora está algo olvidado, no voy a decir mucho más, pero creo que este es uno de los mejores papeles que le he visto hace mucho tiempo. Se roba la película y uno goza incluso como se apodera del papel de este actor, porque es un rol bastante diferente a lo que ha hecho antes. Se nota que está jugando y disfrutó hacer esta película de principio a fin.
Otra actuación muy destacable es Brendan Gleeson, que hace de un chef. No les voy a decir tampoco de donde, pero también, tiene escenas demasiado geniales y resulta un personaje muy divertido.
Pero probablemente lo que más me gustó de la película es como Paddington siempre apela a ver lo bueno en cada persona que conoce. “Si buscas lo bueno en la gente, lo encontrarás”. Y considero que es una gran lección que darle tanto a niños como adultos, estando en una era en que desconfiamos de la mayoría de personas que nos rodean, ¿Por qué no aprendemos a ver lo bueno? Si queremos mejorar, tratemos de ver la bondad en todos, porque existe. Y eso es lo que vemos en esta película.


¿Hay entonces algo que te haya molestado Kobabebé?
Creo que le habría agregado un par de minutos de final porque se siente algo abrupto. Pero es una queja muy menor. Fuera de eso, Paddington 2 es una gran secuela, y para mí fue una sorpresa considerando que vi la primera parte. Posee un humor sofisticado y comedia física (o slapstick) que te saca más de una risa, un mensaje realmente muy hermoso y personajes sumamente queribles que estarán en su cine más cercano a partir del 1 de febrero. Es una experiencia preciosa que les aseguro que saldrán muy felices de ahí. De verdad no se la pierdan.

Comentarios