Una película entrañable del estilo de Señales (aunque con la temática de familia de fondo y sin el tema de la religión característica de la cinta de Shyamalan)  con una sutil diferencia en mi opinión, Señales fue el borrador y esta cinta es su versión final corregida y mejorada.

A Quiet Place (Un Lugar en Silencio) dirigida y co-escrita por John Krasinski y protagonizada por Krasinski y su esposa en la vida real Emily Blunt. Es uno de los esperados estrenos del género suspenso y terror que se esperan para este año. La película se proyectó por primera vez en South by Southwest en marzo de 2018, donde recibió los elogios de la crítica por su ambientación, dirección y actuaciones.
En CanalFreak participamos de la esperada premier cortesía de Andesfilms y te contamos qué nos pareció.

Director: John Krasinski.
Reparto: Emily Blunt, John Krasinski, Noah Jupe, Millicent Simmonds
Productores: Michael Bay , Andrew Form y Brad Fuller

Sinopsis
Una familia de cuatro miembros que deben vivir en silencio escondiéndose de criaturas que cazan por el sonido. Con un mundo devastado, los padres deben luchar por proteger a su familia de las hostiles criaturas que acechan la tierra.

Reseña
En el género de suspenso y terror, este último tiempo han habido grandes títulos que han sido un éxito en crítica y taquilla como ocurrió el año pasado con Huye o It. En ese contexto hemos visto que si bien existe un puñado de películas donde el público objetivo es precisamente el adolescente, hay un creciente número de títulos que toma otras temáticas dentro del género que puede llegar a otros públicos, donde el ejercicio mental para el espectador resulta muy interesante y profundo.
Es en este lugar donde podemos situar este film una mezcla de suspenso,terror, ficción y drama.
Krasinski no sólo logra un relato auténtico, entrañable y desgarrador, sino que al mismo tiempo muestra con ayuda de la historia el miedo y responsabilidad que siente todo padre con sus hijos. Con una atmósfera profunda, que toma elementos de otras películas del género, crea este nuevo escenario de estética cuidada, donde cada elemento tiene un motivo relevante en la trama. Nada de lo que se muestra está por casualidad. A ratos la estética y algunos elementos recuerdan a The Mist (cinta adaptada de la historia de Stephen King del 2007), en otros a Señales o a Stranger Things entre muchas otras películas o series del estilo.


El desarrollo de los personajes y su interacción está maravillosamente logrado. Una familia que pasa por una terrible realidad que logra con esfuerzo y amor seguir adelante.  Emily Blunt y  John Krasinski se lucen y complementan plenamente con los actores infantiles y adolescentes que interpretan a sus hijos. Mención especial es el caso de Millicent Simmonds, actriz que desde pequeña padece de sordera y se destaca con su interpretación, aunque Noah Jupe no se queda atrás. Pensando en la corta edad de ambos, es loable como logran interpretaciones que no dejan indiferente al espectador.

Notable en la cinta, resulta el uso del sonido como elemento narrativo. Así mismo como sus parlamentos (independiente si son hechos en lenguaje de señas o no).

Una película entrañable del estilo de Señales (aunque con la temática de familia de fondo y sin el tema de la religión característica de la cinta de Shamalayan) con una sutil diferencia, en mi opinión donde Señales fue el borrador, esta cinta es su versión final corregida y mejorada. Si bien es injusto comparar ambas producciones, es imposible no hacerlo por su similitud como ocurre en parte de la historia (criaturas que atacan a la humanidad por nombrar un ejemplo).

Sólo puedo decir que hace mucho una película no me dejaba tan tiritona y con dolor de guata, si es verdad eso de que uno baja de peso viendo este tipo de cine, les digo que esta vale por 5 kilos por lo menos. Una película que no dejará indiferente a nadie y que se ve con otros ojos si se es padre. ¡Peliculón de aquellos!

Macarena Puyol Wilson

Comentarios