Woody Allen siempre se ha caracterizado por su gusto por el desarrollo de personajes desde una visión filosófica, en esta película hace justamente lo que más le gusta hacer. El resultado es una película existencialista, ubicada en el tiempo de oro de dicha corriente, en época de post guerra. Dilemas, estragos, contradicciones y estupidez humana con el toque característico de su director. Si le gusta la particular mirada de Woody Allen, no pierda momento de verla. Es una película que puede tener múltiples lecturas, según la perspectiva del espectador que la vea.

 

Este jueves se estrena en cines chilenos la última película de Woody Allen, La Rueda de la Maravilla, con las actuaciones de Kate Winslet, Juno Temple, Justin Timberlake, Jim Belushi y Jack Gore. Es una historia ambientada en Coney Island de los años 50. Cortesía de Cinecolor Films, asistimos a una íntima premier, en un ambiente ideal para disfrutar de este famoso director. Como siempre, te contamos qué nos pareció en tu canal favorito.

Sinopsis
La Rueda de la Maravilla es la historia de cuatro personajes, cuyas vidas se entrelazan entre el bullicio y alboroto del parque de Coney Island durante los años 50. Ginny, una ex actriz melancólica e inestable emocionalmente que trabaja como mesera en una marisquería; Humpty, el rudo operador del carrusel, quién es el esposo de Ginny; Mickey, un guapo y joven salvavidas que sueña en convertirse en dramaturgo; y Carolina la hija distanciada de Humpty, quien ahora regresa a esconderse de la mafia en el departamento de su padre.

Reseña
Woody Allen siempre se ha caracterizado por su gusto por el desarrollo de personajes desde una visión filosófica, en esta película hace justamente lo que más le gusta hacer. El resultado es una película existencialista, ubicada en el tiempo de oro de dicha corriente, en época de post guerra. Tal como la corriente filosófica en cuestión, la historia muestra desde una característica vivencial, los dilemas, estragos, contradicciones y estupidez humana con el toque característico de su director. Allen siempre ha producido reacciones, su arte o lo amas o lo odias y en este caso, creo no es la excepción.

Con actuaciones de buen nivel (donde sin duda Kate Winslet se destaca),uso exquisito de la Luz (como un elemento narrativo más) y preciosas tomas con una estética adorable propia de los años 50, Woody Allen trata de buscar el sentido de la vida, el porqué de la existencia y el concepto de libertad. Conceptos amplios, que en cada personaje son diferentes, donde cada uno es libre o prisionero desde su propia perspectiva y decisiones. La película se mueve lentamente en la historia y a veces tiene escenas que encajan  en el formato de una obra de teatro. Con personajes humanos e imperfectos, tiene tintes de humor muy en el estilo de Allen, aunque no son muchos. Principalmente diría que es más bien un drama.


Personalmente, amé los colores, el diseño y su estética. Aunque la historia no es de mis favoritas. Creo que no es la mejor película del director, que, produce casi una película anual, por lo que no es extraño que tenga grandes aciertos y en algunos casos, moderado éxito. Estéticamente encuentro similar esta cinta a su película anterior Café Society, cuyos filtros e imagen me encantaron. Cada cual tiene sus favoritos, mi caso incluido, me gustó, aunque no como otros grandes títulos de Allen, en ese sentido cada espectador en particular tiene la última palabra.


Si le gusta la particular mirada de Woody Allen, no pierda momento de verla. Es una película que puede tener múltiples lecturas, según la perspectiva del espectador que la vea. Pero si lo que busca es entretención y salir de los dilemas cotidianos, probablemente no sea la adecuada elección, hay varias películas en cartelera que cumplirán mucho mejor dicho propósito.
Como siempre, sin tener la última palabra, ni verdad absoluta, son ustedes queridos Freakis los que tienen la última palabra.

Comentarios