Resulta una película con múltiples lecturas, transversal a todas las edades, por lo que resulta el panorama ideal para ir en choclón al cine con toda la familia. Es una cinta adorable, que puso énfasis en el fan que creció viendo su primera parte. Hace falta destacar el brillante trabajo de Michael Giacchino y la impecable imagen, la cual en pequeños detalles como texturas y el pelo de los personajes permite notar que la tecnología ha avanzado mucho en estos 14 años, aunque la esencia sigue siendo la misma.

Era 2004 y la antigua asociación Disney y Pixar estaba por terminar con una película: Los Increíbles.  Escrita y dirigida por  Brad Bird, quién venía de terminar relaciones con Warner Bros. tras el fracaso en taquilla de El Gigante de Hierro.  Una película cuya tibia recepción del público se atribuyó a la casi nula publicidad por Warner en ese tiempo; hoy es un icono de la animación e importante referente dentro de la cultura pop.  Lo que pasó tras el estreno de Los Increíbles ya es historia, de hecho por muchos años se esperaba que Disney retomara esta historia. El mismo Brad Bird declaró en una entrevista, que el tiempo pasó muy rápido. Y a muchos nos pasó también,  casi en un abrir y cerrar de ojos pasaron 14 años, pero cuando el equipo retomó la historia fue como si la primera entrega hubiera sido estrenada ayer, al menos esa fue la sensación de su director. De hecho la película original ha encantado a nuevas generaciones y los niños que disfrutaron en 2004 hoy son adolescentes.

Tomando en cuenta todo lo anterior, se imaginarán la expectativa que generó el estreno en los fanáticos. En nuestro equipo, por ejemplo, Ghost no vio la primera cinta en el cine y es algo de lo que siempre se ha arrepentido. En mi caso, amé la primera entrega y después traspasé el fanatismo a mi hijo. Este Domingo recién pasado, cortesía de Cinecolor Films, fuimos invitados a la esperada premier de Los Increíbles 2 y les contamos qué nos pareció.

Director: Brad Bird
Reparto (en inglés): Craig T. Nelson, Sarah Vowell, Samuel L. Jackson, Sophia Bush, Holly Hunter

Sinopsis: La familia de superhéroes favorita de todos está de regreso en LOS INCREÍBLES 2, pero esta vez Helen está en el centro de la acción y deja a Bob en casa con Violet y Dash, afrontando la heroica rutina diaria de una vida “normal”. Es una dura transición para todos, agravada por el hecho de que la familia todavía no sabe de los emergentes superpoderes del bebé Jack-Jack. Cuando un nuevo villano planea algo brillante y peligroso, la familia y Frozono deberán hallar una forma de trabajar juntos otra vez, lo cual es más fácil decir que de hacer, incluso cuando todos son Increíbles.

Reseña 

Parece increíble que haya pasado tanto tiempo entre una y otra película. Me di el trabajo de ver Los Increíbles antes de disfrutar esta secuela y para bien de ella ha envejecido muy bien. Sigue siendo actual, dinámica y entretenida, con personajes que con los años han pasado a ser queridos tanto por los niños como sus familias.

La idea de Bird  en la creación de esta familia de superhéroes fue dar las características a los personajes según lo que se espera de los roles de ellos en cualquier familia, por lo que Bob como el padre es fuerte y Helen como la madre es flexible. Violeta, como adolescente es tímida y vulnerable por lo que puede hacerse invisible y crear campos de protección. Dash con 10 años es inquieto y así se ve con su rapidez. En el caso de Jack-Jack como bebé el potencial es indeterminado por tener el mundo por delante. Con una estética que homenajea a la animación clásica y que se situaría en algún momento de los 70 el director puso muchos detalles de su vida personal que se ven en la primera historia con la dinámica familiar. El temor del fanático nace ahí, sin saber  si esta secuela  lograría mantener la magia que logró la primera entrega y puedo decirles con propiedad de que la magia continúa ahí plenamente. 

La historia retoma justo donde termina la primera parte, en que llega un nuevo villano a atacar la ciudad y la familia, pese a que los Súper continúan estando prohibidos, con ayuda de Frozono le hacen frente.

Desde ese momento la realidad de la familia cambia. El programa de protección de los superhéroes se cierra y por primera vez Bob y Helen deberán encontrar empleo para volver a establecerse por si solos. En este contexto es que llega una oferta de empleo para la madre, donde Helen tiene que decidir salir a trabajar e intercambiar roles con su esposo, el que debería quedarse en casa con los niños. Un tema no menor y que en este momento se encuentra plenamente vigente. En el contexto de que ejercer la maternidad o paternidad es una tarea titánica, en la historia cualquier padre puede verse reflejado,  así mismo pasa con los niños sean (súper o no). La universalidad de las situaciones es perfecta y toca el alma, tomadas con el toque de humor preciso. Es una película que llega a las madres que salen a trabajar y dejan a sus hijos en casa. El tema de lo agotador que es ser padre a tiempo completo y cómo esos pequeños logros diarios equivalen a veces haberse ganado una medalla en las olimpiadas, cada uno además son parte de ejercer el rol plenamente. Así mismo las muchas veces que metemos la pata y cómo lo resolvemos es parte de ser y hacer familia, ahí entra la ayuda de familiares o amigos donde Edna Moda y Frozono se lucen.

Se agradece ver el desarrollo de los personajes y la historia. El nuevo trabajo de Helen se relaciona con reivindicar a los Súper, un tema más que potente y actual. En la cinta se busca devolver la dignidad a los superhéroes, pero desde un punto de vista comunicacional, donde la fotografía del mundo actual puede notarse claramente, dejando deslizar más de alguna crítica en el desarrollo de la cinta.

El nuevo antagonista es importante, obviamente, dentro del desarrollo de la trama, pero lo principal está más allá, donde se logra hacer una radiografía de la sociedad, las telecomunicaciones y cómo los medios crean realidad. Descubrir al malvado detrás del Salvapantallas no es muy difícil, pero este no es el tema principal. Podríamos decir que es el vehículo para que pase el resto de la accion, donde la manipulación de las personas y la aceptación de lo diferente, se hacen protagonistas.

Edna Moda en mi opinión se roba en su corta intervención la pantalla. Descubre el potencial de Jack-Jack pudiendo encausarlo a su estilo. De hecho mucho de lo que descubre Edna, y las habilidades del bebé, salen o recuerdan al corto que Pixar hizo de la niñera con Jack-Jack (Jack Jack Attack). Y la forma de encausarlo por parte de Edna cualquier padre soñaría poder tenerlo para usarlo con sus hijos.

Resumiendo, es una película con múltiples lecturas, transversal a todas las edades, por lo que resulta el panorama ideal para ir en choclón al cine con toda la familia. Es una cinta adorable, que puso énfasis en el fan que creció viendo su primera parte. Hace falta destacar el brillante trabajo de Michael Giacchino y la impecable imagen, la cual en pequeños detalles como texturas y el pelo de los personajes permite  notar que la tecnología ha avanzado mucho en estos 14 años, aunque la esencia sigue siendo la misma. Personalmente pienso ir varias veces al cine a verla, es una película que lo vale.

Se ganó mi cariño y la recomiendo a ojos cerrados, aunque claramente esto no está escrito con sangre y son ustedes queridos lectores los que tienen la última palabra. Mi humilde opinión de fan.

Macarena Puyol Wilson

 

 

Comentarios