Hace unas semanas estaba ojeando el celular, específicamente Facebook y me encuentro con la noticia de que se había abierto un café dedicado a La serie “F·R·I·E·N·D·S”. uno que específicamente homenajeba y trataba de simular el “Central Perk”, el café al cual los protagonistas acudían y en el cual constantemente pasaban situaciones chistosas y emocionales para ellos.

Aproveché de que hace poco había salido la noticia, le dije a mi amiga Carla (quien es fanática de la serie y que casi siempre me apaña a mis ideas) que fuéramos a darnos una vuelta para allá.

(Si necesitan la opinión de una verdadera fanática. Acá les dejó la reseña que mi amiga Carla hizo del local en su “Libreta de Viajes”)

¿Cuento corto? ¡Nos encantó!

Yo no soy un fanático ferviente de la serie, pero si me la he visto a pedazos y amo su sentido del humor y a los personajes (eterno amor a Phoebe) Y cada vez que me la pillo en la TV me siento a verla o cito a alguno de los personajes, pero créanme que el amor a la serie y a sus personajes se siente desde que pones un pie en el local.

El café es atendido por su propia dueña, Verónica (que es un amor <3) quien nos contaba que esta idea nació básicamente por su fanatismo por la serie y por el amor que ella siente hacia sus personajes y sus historias. De hecho la primera cosa que nos preguntó después de pedir nuestra orden fue si éramos fanáticos de la serie.

Una vez sentados nos dedicamos a admirar cada detalle y cada pieza de la producción del local, y créanme que quedé loco. Si bien hay varias cosas que faltan o piezas que están en algún lugar distinto, es la esencia y los pequeños detalles los que te ganan el corazón y los que hacen que la experiencia sea genial (sobretodo si eres fan)

 

 

 

Desde el sillón, las tazas, las puertas, ¡¡incluso está el Rincón de Phoebe con su guitarra!! Todo lo esencial está ahí. De hecho en el local hay dos T.V. una que transmite la programación nacional y la otra con maratón de FRIENDS ALL DAY LONG BABY!!
Es tan rica la sensación de familiaridad que te brinda el lugar que podrías sentarte en el sillón e imitar a Joey tratando de hablar su francés o sentarte a lloriquear sobre tu vida amorosa como Chandler.

Ahora, muchos me preguntaron si el lugar era caro, y la verdad es que para lo que es, no lo encuentro caro. Sí, es un poco más caro que un Starbucks, pero por la calidez que te ofrece el lugar más la producción y el esfuerzo por lograr que el lugar parezca sacado de un capítulo de la serie, lo valen (Además, el café en si es bastante rico).

El local está ubicado a dos cuadras aproximadamente (hacia el norte)  del metro Manquehue en línea 1, en Los Militares 5890, Las Condes. Está un poquito escondido, pero hay un letrero enorme gritándote y llamándote a entrar una vez que lo vez.

 

 

Resumiendo, el lugar es un perfecto homenaje a la serie, hecho con mucho cariño y una perfecta excusa para entrar al mundo de la serie y recordar a tus personajes favoritos de la serie.
¿Quién sabe?  Quizás algún día veamos a una Phoebe tocando Smelly Cat en la su rincón.


Asique con esta foto que nos tomaron en el local (para que nos crean que si fuimos)  los dejamos cordialmente invitados, créanos, no se arrepentirá.

Comentarios