Hace solo unos meses, se estrenó Coco, película de la marca Disney que teniendo una serie de características se supo imponer no solo en Chile sino que en el mundo. Con un guión ingenioso, personajes muy carismáticos, colores que hacían vivir la pantalla, canciones entrañables y una trama que apela a la memoria de lo que es ser latinoamericano, Coco se ha ganado su lugar entre nosotros porque habla de nuestra relación con nuestra familia y nuestros sueños. Por supuesto, gracias a esto también le ha valido muchas nominaciones y muchos premios.
Y apenas han pasado unos días desde la gran victoria de Coco en la ceremonia de los Oscar (con dos estatuillas, mejor película de animación y mejor canción original con Recuérdame) es una película que sigue obteniendo logros. Hace unos meses se reportaba que Coco había sido la película más taquillera en México, cosa que es bastante normal considerando que se basa justo en la celebración tradicional del día de muertos, pero, ¿Qué pasaría si les dijera que no es solo en tierras aztecas donde se está rompiendo ese record?


Porque sí. De acuerdo a un reciente reporte, Coco pasó a ser la película más vista de la historia de Chile en los últimos 30 años.
Me imagino entonces que pueden decirme “Pero Kobato, eso no es posible porque la película más vista era la de Kramer o incluso los minions” Y les responderé con todo cariño: “así es mis queridas gotitas de miel del amanecer, así fue durante un tiempo, pero ya no.” Y es más, lo remataré con los datos más objetivos.
La película fue estrenada el 23 de noviembre del año pasado, y desde esas fechas hasta hoy ha sido vista por la no despreciable suma de 2.097.000 de espectadores en las salas locales. Con esta cifra desplaza el record que, efectivamente, sostenía Minions desde el año 2015 con 2.086.790 espectadores en los cines nacionales.
Coco desplaza así el récord que ostentaba Minions, y el ranking de las películas más vistas en Chile queda de esta manera:

Las 5 películas más vistas en Chile

Coco (2018) – 2.097.000 espectadores.
Minions (2015) – 2.086.790 espectadores
Stefan vs. Kramer (2012) – 2.086.614 espectadores
La era del hielo (2012) – 2.069.905 espectadores
Avatar (2009) – 1.653.704 espectadores
(Fuente: Universal – Andes Films).

Pero dado que soy una curiosa, la pregunta que me acecha es la siguiente: ¿Por qué es Coco la que ostenta ese lugar? ¿Qué tiene esta película que no tienen las otras? La respuesta fácil es decir que es de animación e ir con los niños, pero me atrevería que es algo más que eso.

Coco no solo se trata de encontrar tus sueños sino que se trata de un protagonista que debe elegir entre la familia o la música, pero es mucho más que eso. Coco es un relato sobre la fortaleza de los lazos familiares, la pasión por la música porque simplemente es una forma de expresión de nosotros mismos cuando no podemos hacerlo con palabras, y también está la importancia de recordar nuestras raíces, enarboladas en los que vinieron antes que nosotros, porque, son ellos quienes han forjado el camino en el que estamos ahora. Y eso es algo que, justamente en el mundo en el que vivimos de cosas inmediatas y horarios ajetreados tendemos a olvidar. Y como se dice y se muestra en el mundo de la película, la verdadera muerte es el olvido. Y Coco es justamente la celebración de la vida, en que aunque estés muerto, hay vida porque tu familia te va a recordar y está la esperanza de poder verlos una vez más, porque la unión más importante reside en el amor.


Coco transcurre en la noche del Día de los Muertos, que como sabemos es la tradicional celebración mexicana del 2 de noviembre y es en los altares, las flores y las ofrendas donde los animadores de Pixar se lucen más: los moles se ven exquisitos, los panes tienen un textura perfecta y las flores de cempasúchil (o flor de muertos) son de un naranja brillante. Esas flores se ven aún más espectaculares cuando sirven de base para los puentes que conectan al mundo de los vivos con el mundo de los muertos. Y esto es porque se dice que el aroma de estas flores facilita y dirige el camino de las almas desde el más allá. Y también con todo esto se muestra el cariño con el que fue tratado este proyecto. Todo se ve tan real. Y la familia Rivera se ve como cualquier familia que puedas encontrar, no solo en México sino que en toda Latinoamérica. Por ello nos podemos sentir identificados.
Coco es un canto de amor no solo a México, es un canto de amor a la vida, y de mostrar que no hay un fin para la familia ni para el amor que los une, y que no debemos olvidar los sueños, sino que cumplirlos, pero que siempre debemos recordar que nuestra familia, como quiera que esta sea, y aunque hayan personas que ya no están con nosotros, el amor verdadero nos une por siempre en el latido de nuestros corazones.

Comentarios

comentarios