Mientras todos nosotros seguimos en el 2017, Ubisoft se adelantó un poco con el lanzamiento del nuevo Just Dance 2018 que recopila los éxitos del año con coreografías desafiantes y vibrantes colores.

Año tras año, nos llegan nuevas entregas del bailable que ha motivado a los gamers a mover el cuerpo y alejarse del teclado por un par de canciones, pero más allá de traer los hits del momento eran pocas las diferencias entre uno y otro. La monotonía es lo que más se cuestiona y se esperaba que en esta ocasión cambiara, ¿habrá sido así?

Los cambios comienzan en la interfaz del juego,  dentro de lo minimalista del inicio podemos encontrar 3 categorías distintas y bien definidas: Kids, Just Dance y Just Dance World Tour.

En el modo Kids encontramos una docena de canciones con coreografías sencillas para bailar con los más pequeños.

Modo Just Dance es el tradicional que todos conocemos con las canciones anunciadas en el setlist, aunque se ve restingida en un comienzo.  Aquí además podemos encontrar opciones que se creían perdidas, como armar listas de canciones y principalmente el modo Sweat, que ayuda a medir las calorías quemadas durante las grandes jornadas de baile. Clasificando las canciones por gusto y dificultad, la antigua Dance Machine cambió su nombre a Laboratorio y, en general, todo lo que conocíamos del titulo sigue vigente en un formato simple y claro para los just dancers.

World Dance Floor es un modo online y competitivo con el cuál puedes posicionarte en el ranking de bailarines con canciones simultaneas para todo el mundo Con distintas dinámicas, coreografías exclusivas, además de datos sobre el resto de los competidores en una esquina, aparte de un posicionamiento a medida de cada canción que te muestra cómo estás en comparación al resto. Entretenido y motivador, sin embargo, un  gran problema en el juego son los servidores.

Imagina estar a punto de entrar  al top #100 de bailarines y que de la nada el juego cambie a la pantalla de inicio con un mensaje de disculpa por la caída del servidor. Hay que entender que la situación se agrava cuando pasa a ser  más de uan vez al día.

El sistema de recompensas cambia, siendo una de las principales novedades. Ahora cada día tenemos nuevas misiones que nos dan una cantidad de moneda como premio, además de que recibiremos un poco de ellas luego de cada baile. El dinero se puede canjear en una máquina de cápsulas donde tendremos muchas recompensas. Los coleccionables recibidos de las cápsulas nos dan la posibilidad de desbloquear nuevas canciones exclusivas, con el gran problema de que muchas están condicionadas a tener una suscripción a Just Dance Unlimited.

Al jugarlo en PS4, como fue mi caso, hay 3 opciones para jugarlo : move motion controller, cámara y el celular. Yo probé las dos últimas opciones, la cámara como siempre funciona perfecto en la detección del movimiento y por otra parte el celular. Sin la necesidad de un gadget, podemos descargar la aplicación de Just Dance controller en nuestro teléfono celular, pero sin la precisión del Just Dance 2017.

La fórmula es la misma: mejor organizada y será perfecta para todo fiel fánatico de la franquicia. Si te gusta bailar o incluso, si quieres agregar actividad física a tu rutina diaria, es completamente recomendado. Además, la experiencia se nutre al tener Just Dance Unlimited, ya que la suscripción es el equivalente a tener todos los juegos optimizados en un solo lugar.

Por Marita Zuñiga

 

 

 

 

 

Comentarios