¡Marineros, icen las velas y leven anclas, aventuras peligrosas viviremos y grandes tesoros encontraremos!

Sea of Thieves es el nuevo juego exclusivo de Microsoft desarrollado por Rare el cual nos situará en grandes aventuras por la inmensidad del océano, como audaces piratas que somos nos embarcaremos en la búsqueda de valiosos tesoros y esto lo podremos hacer junto a la ayuda de otras personas, ya que el modo multijugador tendrá un papel fundamental en nuestra experiencia por el vasto océano.

Al comienzo deberás de elegir a tu formidable pirata y su navío para comenzar a surcar las inmensidades del océano, tendrás la opción de navegar en un Balandro solo o con un amigo, una pequeña embarcación un tanto frágil pero veloz, y si bien prefieres algo más grande podrás caminar sobre la cubierta de un Galeón junto a una tripulación conformada por 3 marineros más, este barco está hecho para una tripulación coordinada ya que su inmensidad hará que cada tripulante tenga una constante tarea, como por ejemplo posicionar las velas de acuerdo al viento, estar pendiente del timón, reparar el barco si es necesario, entre otras tareas.

Como piratas que somos nuestro afán es el oro, tendremos 3 maneras de conseguir este precioso metal, la primera opción es con los “Acaparadores de Oro” buscando cofres del tesoro, los cuales podremos encontrar mediante mapas de islas o bien por acertijos, otra opción que tenemos en mediante la “Orden de las Almas”, la misión que tendremos es luchar contra tripulaciones malditas que acechan diferentes islas para poder conseguir la calavera del capitán y así poder venderla, y finalmente la “Alianza comerciante”, esta ultima nos pedirá conseguir diferentes cosas como especies de animales para luego venderlas y conseguir algo de dinero.

Sea of Thieves nos ofrece un vasto océano con una considerable cantidad de islas que podremos recorrer, pero, ¿Es realmente una aventura? La respuesta es sí, Sea of Thieves es un juego muy entretenido pero esa diversión aumentará si juegas con amigos, ya que la comunicación es algo fundamental para controlar el barco, defendernos de ataques, buscar tesoros o matar enemigos. A medida que jugamos y hacemos misiones aumentaremos de nivel con orden a la que realizaremos la respectiva tarea, esto nos podrá desbloquear otro tipo de misiones las cuales tendremos que pagar con una pequeña cantidad de oro y nuevos cosméticos en la tienda, pero esto no se siente como una progresión de nivel real, ya que no notamos un cambio al momento de jugar y las misiones se vuelven un tanto repetitivas.

Un océano tranquilo a medida que vamos en nuestro barco puede cambiar en uno totalmente agresivo, tormentas y fuerte oleaje pueden dificultarnos el manejo del timón, nuestra brújula puede volverse loca y nosotros no sabremos cual será nuestro rumbo, también deberás de tener mucha atención ya que las bravas olas pueden dañar nuestro barco y un descuido como ese puede terminar con nuestro navío siendo consumido lentamente por el mar, pero fuertes olas no serán nuestro único enemigo, esqueletos nos esperarán en las islas que embarquemos, estos esqueletos pueden ser de diferentes naturalezas como por ejemplo, esqueletos fantasmas o esqueletos de oro, entre otros, en general podemos decir que no hay una gran variedad de enemigos, pero tenemos que mencionar a el temible Kraken, un personaje con poca probabilidad de aparición, esta gran criatura detendrá el rumbo de nuestro barco para hundirnos con sus gigantescos tentáculos, así que cuidado con la ruta que tomen marineros.

En resumen, Sea of Thieves es una aventura muy divertida y más aún con amigos, nos brinda muchos destinos los cuales debemos explorar y en el camino podremos avistar unos cuantos barcos, con los que debemos de ser cautelosos y defender a toda costa nuestro navío con ayuda de nuestra tripulación, si bien esta aventura se complica un poco en solitario no es imposible, pero te recomendamos 100% jugar con amigos, ya que en el mundo de los piratas no hay honor entre ladrones.

El tema de la progresión de nivel deja bastante que desear ya que al fin y al cabo las recompensas al subir de nivel no nos ayudarán en nada, lo cual es algo malo pues las misiones que debemos realizar se vuelven repetitivas y a veces un poco agotadoras, además la falta de enemigos incrementa la sensación que nada cambia y todo se vuelva más monótono, pero esto no quiere decir que Sea of Thieves sea aburrido, al contrario, como dijimos anteriormente, este juego necesita de una buena comunicación entre la tripulación y el estar jugando con amigos transformará la situación en risas y diversión.

Comentarios