Llegó el fin de esta serie de libros, las aventuras de Pepi la fea se terminan con esta gran historia, luego de tres libros y un éxito enorme logrado, Josefa Wallace nos entrega un final rotundo, triste y doloroso como la vida,pero demostrándonos que el amor  existe y tal vez nunca fue como ella pensaba. El amor llega cuando uno menos lo espera, al igual que el dolor. Prepárense para conocer una Pepi distinta, decidida y arriesgada porque este libros nos mostrará mucho más que una simple fantasía.

Pepi ya está en Chile y su pololeo con  Ibizo aún parece dar resultado, pero por ahora su máxima prioridad es estar y ayudar a su abuelita, su unica familia, su mayor apoyo en la vida. El cáncer que le fue detectado no es nada simple, requiere de una operación que, a su edad, es demasiado riesgoso realizarla, por lo que cada visita al médico es un rechazo más que, al fin y al cabo, termina por agotar a cualquier persona. Pepi tendrá que tomar duras decisiones y la vida le dará mil vueltas, tal vez el Español no fue lo peor que le pudo pasar.

Los cambios en la vida de Pepi se verán reflejados en este libro, si bien en el segundo pudimos ver unas “vacaciones”, llenas de carrete y nuevos amigos, ahora veremos la dura y triste realidad de una persona que es igual a cualquiera de nosotros, una Pepi que aún sufre por ser gorda, que se encuentra fea y se da cuenta de la horrible discriminación que sufre la gente obesa en temas tan simples como pedir trabajo. Está cesante, su abuela enferma y su pololo a miles de kilómetros de distancia, ¿qué podría salir peor?. 

Volveremos a escuchar de personajes como la Tulenka o el Obiwan, pero también conoceremos a gente que se convertirá en apoyos fundamentales para nuestra querida protagonista que pocas alegrías vive en este tercer y último libro de sus aventuras.Hay muchas sorpresas en esas páginas por lo que la emoción sobra y se darán cuenta que el libro se hace demasiado corto porque se nota el avance literario que ha tenido Josefa Wallace, la autora nos demuestra todo lo que ha aprendido y deja todo en estas páginas.

Si me dijeran que describiera el libro en una palabra, definitivamente sería emocional, es más serio que los otros dos, las emociones que vive son mucho más fuertes y  Pepi es forzada por la vida a crecer, a madurar y preocuparse de cosas realmente importantes. Tendrá que hacer muchos sacrificios y sentirá que ya nada tiene sentido pero sabrá reponerse porque es una mujer fuerte y lo notamos a cada momento.

Pepi nos demuestra nuevamente que la vida de la fea no es tan terrible como se piensa, como lo piensan las mismas personas que se encuentran poco agraciadas, a veces somos muy crueles con nosotras mismas siendo que lo de afuera nunca ha sido lo importante al momento de amar, somos mucho más que belleza exterior y las personas que son capaces de verlo son las que realmente valen la pena. Lo único importante es que nosotros podamos darnos cuenta de lo que somos y lo que somos capaces, la seguridad en uno siempre es reflejada al exterior. Por todo esto y más es que agradecemos a Josefa por atreverse a escribir su historia, a darnos confianza y decirnos la verdad de frente.

 

Comentarios