La Gran Muralla es toda una experiencia, un híbrido que funciona, divierte e hipnotiza, con un guión sencillo, orientado siempre a entretener sin complicaciones excesivas.

Rating: [3/5]

SINOPSIS:China, siglo XV. Dos mercenarios occidentales que van a oriente por la mágica pólvora son testigos del misterio que rodea a la construcción de la Gran Muralla China; ambos descubrirán que no se construyó para mantener alejados a los mongoles, sino para algo más peligroso: la mítica muralla ha sido edificada para detener la llegada de monstruos devoradores de carne humana.

RESEÑA: Llega a nuestra cartelera La Gran Muralla película que une oriente y occidente en una aventura de fantasía épica protagonizada por Matt Damon y Pedro Pascal. La vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

Hollywood ama a China y China ama a Hollywood. El clima de cooperación entre ambos gigantes cinematográficos se nota en las recientes colaboraciones, por ejemplo en Rogue One: Una Historia de Star Wars que nos presentó al genial Donnie Yen (¿se acuerdan de La Fuerza está conmigo, soy uno con la Fuerza?) o en XxX:Reactivado, que metieron personajes orientales para entrar con fuerza al mercado Chino. Con La Gran Muralla la colaboración es al revés, Matt Damon (Elysium, Bourne), el chilenísimo Pedro Pascal (Narcos, Game of Thrones) y el legendario Willem Dafoe (La Última Tentación de Cristo, Spiderman) llegan a “vender” esta historia oriental en nuestro lado del charco. El resultado es una extraña e hipnótica mezcla entre fantasía, acción a raudales y entretención sin mayores pretensiones.

Dirigida por el chino Zhang Yimou (Héroe, La Casa de las Dagas Voladoras), La Gran Muralla apunta a un público general, uno que se sorprenda con excelentes efectos visuales, un diseño de vestuario impecable y acrobacias increíbles. Yimou tiene experiencia de sobra con el género de fantasía épica, pero acá se envalentona con un blockbuster de grandes proporciones, totalmente palomitero, una cinta que desde un comienzo nos hace saber que esto es una leyenda, que no debemos exigir rigor histórico y que nos dejemos llevar en este viaje de fantasía ambientado en la Edad Media donde una misteriosa hermandad ha jurado proteger la Gran Muralla del asalto de misteriosas criaturas (suena a Game of Thrones ¿verdad?). La intromisión de dos extranjeros hace el link para que el público occidental (latinos y anglosajones) se sienta plenamente identificado.

El filme mantiene el ritmo, es visualmente atractivo, con un guión muy simple, encargado de mostrarnos heroísmo y redención, nada demasiado pulido, además de hermandad y amistad, sin grandes metáforas y de manera directa, con algo de exceso de CGI, pero que cumple su misión de entretener.

El trabajo de Matt Damon y Pedro Pascal es simplemente genial, congenian muy bien, aunque quedamos con ganas de saber más sobre estos mercenarios occidentales, de sus aventuras, no sería extraño que pudieran usar a William y Tovar nuevamente en otro contexto para otra aventura de fantasía y acción. Al menos sería una película que yo vería. El personaje de Willem Dafoe es el que me hace ruido, creo que estuvo algo desaprovechado y aunque la presencia de tan legendario actor en pantalla siempre se agradece, me habría gustado saber mucho más sobre él y sus misteriosas intenciones.

Sobresaliente es el score compuesto por el genial Ramin Djawadi (Game of Thrones, Pacific Rim), una verdadera delicia, donde el irano-alemán pudo poner toda su inspiración épica sin tapujos. Tambores, trompetas, violines y coros acompañan esta aventura de manera exquisita.

Para los que se pregunten si la experiencia Imax vale la pena, la verdad es que sí, el sonido es espectacular y el 3D es muy bueno. Personalmente pienso que siempre la experiencia Imax vale la pena, así que si tienen la oportunidad se las recomiendo completamente.

En resumen, La Gran Muralla es toda una experiencia, un híbrido que funciona, divierte e hipnotiza, con un guión sencillo, orientado siempre a entretener sin complicaciones excesivas. Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Muy entretenida.

Erika Moreno I.

 

 

 

Comentarios