SINOPSIS:

Mia (Emma Stone), una solitaria aspirante a actriz y Sebastian (Ryan Gosling), un carismático aspirante a pianista de jazz, se enamoran en la ciudad de Los Angeles, una ciudad que les ha dado el amor, pero que también puede arrebatárselo. En una competición constante por buscar un hueco en el mundo del espectáculo, Mia y Sebastian descubren que el equilibrio entre el amor y el arte puede ser el mayor obstáculo de todos.

RATING: [4,5/5]

RESEÑA:

¡Terminó la cuenta regresiva para todos los amantes de los musicales! La película que arrasó en los Globos de Oro recién pasados; La La Land  llega a nuestra cartelera trayendo lo más cool del cine de época, llena de buena música, romanticismo y por sobre todo haciendo un gran homenaje al Hollywood clásico. Desconéctate de los que estás haciendo y disfruta de esta reseña que va cargada de pasión ♥.

A muchos no le gustan los musicales, puesto que encuentran un poco ridículo que los personajes expresen sus emociones y sentimientos a través de una canción (generalmente acompañada de un baile); pero para otros (me incluyo) disfrutan de esto, ya que es una manera distinta de mostrar al espectador lo que siente cada personaje dentro del film.

La La Land nos muestra la ciudad donde nacieron los artistas soñadores, posee un buen guion y es bastante Hollywoodense: la pareja que se enamora y quieren seguir sus sueños, todo esto acompañado del canto y performance que lo hace aún más romántico. Lo bacanoso de esto, es que si sacamos la música y sólo dejamos las escenas en la que nuestros personajes actúan, la película sigue funcionando igual. Llena de guiños y referencias a clásicos del cine de antaño, como Cantando bajo la lluvia, Casablanca Rebelde sin causa, y también a iconos importantes como James Dean e Ingrid Bergman.

Es muy importante destacar el uso del color que existe en la película, predomina el technicolor a lo largo de todo el film. Verde, rojo, amarillo y azul son los colores que apreciamos en mayor cantidad, tanto en el vestuario de nuestros protagonistas como en las escenografías de la película. Todo lo anterior, trajo a mi memoria el musical del año 1939 “El Mago de Oz”, uno de los primeros musicales que usó la técnica del technicolor y que fue el precursor del cine de color, siendo los tonos saturados el plato principal.

A pesar de que la película se sitúa en la actualidad, el vestuario de nuestros protagonistas y las locaciones nos dice todo lo contrario, rompen con la barrera de tiempo y espacio… ellos son el Hollywood vintage, haciendo de esto un vivo homenaje a todos los musicales.

En cuanto a la banda sonora tiene plena relación con Chazelle (director de la película), puesto que en su juventud se formó como baterista de jazz en Princeton High School, pero posterior a esto volvió a centrarse en el cine (él lo define como su primer amor). La La Land rinde un homenaje soberbio al jazz y a Broadway, llenándonos de pasión y transportarnos a un mundo en donde nos invitan a disfrutar de la buena música y los bailes de aquella época.

Ryan Gosling y Emma Stone (Sebastian y Mia) hacen una excelente pareja. Vemos cómo se va desarrollando su historia de amor y pasión durante cinco estaciones del año (de invierno a invierno), todo acompañado de una impecable producción audiovisual, elegantes planos de cámara y escenas mágicas que nos desconectan de la realidad en la que estamos.

La La Land nos invita a seguir nuestros sueños para lograr nuestra felicidad, nos enseña a ser fieles a ellos. Muchas veces dejamos de lado nuestros sueños por un poco más de dinero… Pero ¿Qué pasaría si tomamos la decisión incorrecta y nos arrepentimos de todo lo que pudimos haber alcanzado? 

Estamos en una época en donde las películas originales escasean, tenemos remakes de películas antiguas, películas basadas en libros o secuelas y precuelas de alguna otra, es por eso que te invito a ver este hermoso largometraje, solo o acompañado la disfrutará igual, déjese llevar por esta maravillosa obra que sin duda alguna lo hará ver su vida desde otra perspectiva ♥.

 

 

Comentarios