Baby: El Aprendiz del Crimen, escrita y dirigida por Edgar Wright (Shaun of The Dead, Scott Pilgrim Vs El Mundo), primera película del director filmada en EEUU, se estrena hoy en los cines nacionales. La cinta se presentó por primera vez en el Festival de Cine South by Southwest el 11 de marzo de este año donde la crítica la adoró. Este lunes recién pasado fuimos invitados por Andes Films a su premier y te contamos qué nos pareció, sin Spoilers ni verdad absoluta.

Desde un comienzo esta película atrapa al espectador, con secuencias magistralmente ejecutadas y perfectamente sincronizadas con música que es utilizada como un elemento narrativo más, lo que hace que la cinta sea una delicia de observar. Parece como si hubieran fusionado La La Land con Punto de Quiebre, otra película de atracos con atractivas persecuciones. Una vez terminada la cinta, quedas con ganas de verla nuevamente de inmediato.

Sinopsis
Un joven conductor especialista en escapadas (Ansel Elgort) emplea la música como apoyo fundamental para ser el mejor al volante. Cuando conoce a la chica de sus sueños (Lily James), Baby ve la oportunidad de dejar su vida criminal y lograr una huida limpia. Pero después de ser coaccionado para trabajar a las órdenes de un mafioso (Kevin Spacey), debe afrontar un asalto a mano armada que sale mal y que amenaza su vida, su amor y su libertad.

Reseña
Desde un comienzo esta película atrapa al espectador. Ya con la presentación de los personajes se muestra acción con secuencias magistralmente ejecutadas y perfectamente sincronizadas con música que es utilizada como un elemento narrativo más, lo que hace que la cinta sea una delicia de observar.


Esta película cuenta además con un elenco divino compuesto por un ecléctico grupo de conocidos actores entre ellos Ansel Elgort, Kevin Spacey, Lily James, Eiza González, Jon Hamm, Jamie Foxx, y Jon Bernthal, además con una breve aparición de Flea. Todos con personajes bien escritos, cuya ejecución hace que sea una película que lleva al espectador a este mundo criminal y lo pierde en él. Elgort tiene ángel y su personaje es tan querible que cuesta no tomarle cariño a este chico malo tan amable. Lily James, con su rostro clásico y parecido a Jessica Lange, se ve hermosa y hace un personaje que funciona bien como complemento para el protagonista, donde se nota hubo buena química.


Wright despliega originalidad logrando una historia entretenida, con una buena cuota de su humor característico. En una época en que abundan películas detrás de grandes franquicias e ideas revisitadas, esta película se sale del formato trayendo creatividad y frescura.
Aquí los protagonistas a parte de Baby y la música, son los autos, de diferentes tipos y para todos los gustos. Grandes, más pequeños, clásicos, algunos más modernos, etc. Pero a todos se les saca partido según sus características y para el amante de las cuatro ruedas, resulta otro gran plus. La ejecución de las escenas es perfecta, donde el hecho que no abusaran de los efectos especiales y pantallas vedes se agradece y hace más atractivas las secuencias.
El uso del color tampoco es al azar, donde hay escenas que recuerdan a otras películas, como algunos musicales clásicos por nombrar un ejemplo.


Personalmente me pareció como si hubieran fusionado La La Land con Punto de Quiebre, otra película de atracos con atractivas persecuciones, aunque en este caso son llevadas en distinto nivel. Recomiendo ir al cine con una mente abierta y ojalá sin leer mucho más de lo que ya les conté de la trama para sorprenderse y poder disfrutar aún más de la historia. Una vez terminada la cinta, quedas con ganas de verla nuevamente de inmediato.

Baby: El Aprendiz del Crimen, una película con acción, buena música y fuera de las grandes franquicias que  dará que hablar esta temporada de premios, dado el éxito dentro de la crítica y pues ya ha ganado un par de premios menores.

Autos, acción y música exquisitamente sincronizadas. Si le gustan las cintas de acción, los vehículos o es un melómano, no lo piense, vaya al cine a ver esta película, se va a acordar de mí.

 

Comentarios