¿Por qué todos quieren trabajar con él?

A raíz del reciente estreno de “Thor: Ragnarok” las miradas de todos se han ido al director Neozelandés Taika Waititi. No son pocos los sorprendidos con el estilo más enfocado en comedia hilarante que puede que sean o no nominadas a diversos premios. Además de eso, es la desbordante energía de Waititi lo que provoca que actores como Chris Hemsworth haya estado más que entusiasmado de trabajar con él. Y es solo cosa de ver sus fotos de Instagram, o las entrevistas que dan en que se nota: la química entre ellos es innegable. Y es esa energía lo que hace que muchos actores se embarquen en esta aventura cinematográfica.
Una de las cosas sorprendentes de Waititi, es que, al lanzarse al MCU, fue por mera curiosidad de ver si tenía la habilidad para poder hacer un gran blockbuster de grandes estudios como es el caso de Marvel, como comenta en una entrevista reciente a la GQ Magazine. Esto no resulta tan extraño si tomamos en cuenta que Marvel Studios tiene esta costumbre de llamar a directores que no llevan mucho tiempo en el ruedo. Sin embargo, con Waititi el caso es diferente. A él ya lo conocíamos desde hace un tiempo.


¿Sabían que fue nominado al Premio Óscar el año 2004 por su cortometraje –el segundo de su carrera- Two Cars, One night?
Ahí es cuando se hizo conocido por su inteligente y refrescante sentido del humor, con los años, sus esfuerzos se concentraron en festivales como Sundance, lo que hizo que hacia 2010 conociera a su “amigo kiwi” Chris Hemsworth y según revela él, fue como una “incómoda primera cita” (**) pero quedaron con la esperanza de que pudieran trabajar juntos en el futuro.
Eso llegaría 7 años más adelante. Eso no hizo que de vez en cuando cada uno expresara su admiración por el otro. Es más, Chris Hemsworth publicó en su Instagram su recomendación de ver “Hunt for the Wilderpeople”
Además, no solo el capacidad para dirigir fue el que llamó la atención de Marvel Studios, también lo fue su innegable talento para escribir. Gracias al jocoso e interesante mockumentary de “What we do in the shadows (coescrita con su amigo y colaborador Jemaine Clement quien fue la voz de Tamatoa en “Moana”) o la más emotiva pero divertida “Hunt for the Wilderpeople” que Taika logró un enorme reconocimiento a nivel mundial y finalmente llegamos a lo más reciente que es su incursión al cine superheróico con Thor.


Sin embargo lo que desconocemos es que esta no es la primera vez que forma parte de una película de comics.
No fue en calidad de director, sino que como actor.
Fue por el año 2011 en que lo vimos siendo un amigo de Ryan Reynolds poniéndose mallas verdes, sí, estamos hablando de Green Lantern. Está acreditado como Taika Cohen, pero es él. Sabemos que no es exactamente una gran película, pero ¡hey! Podemos decir que gracias a eso, obtuvo los fondos necesarios para que la película “What we do in the Shadows” viera la luz.
Por supuesto podría hablar de ella, pero prefiero que, si no han visto más del cine de don Taika Waititi lo vayan descubriendo por ustedes mismos.
A grandes rasgos, la película antes mencionada trata del documental (falso) de unos vampiros viviendo en la Nueva Zelanda actual, y como viven, que hacen y como es que han logrado sobrevivir tanto. Por supuesto, es hilarante y tiene diálogos increíbles y personajes bien memorables. Fue co-escrita con Jemaine Clement, quien fue protagonista de una serie llamada “Flight of the concords” en HBO, basado en el grupo neo-zelandes del mismo nombre. Taika Waititi participó ahí dirigiendo y escribiendo dos capítulos. Pese a ser una serie bien interesante, solo duró 2 temporadas. También es un material que les recomiendo que vean.
El año pasado Taika Waititi estrenó su segunda película: Hunt for the Wilderpeople. Una comedia de acción de un niño llamado Ricky Baker interpretado por Julian Dennison (a quién veremos pronto en Deadpool 2, es más el propio Ryan Reynolds hace un chiste con el hashtag: #RickyBakerPool) de las autoridades (aquí el paralelo sería como que un niño huyera de las autoridades para regresar a un centro del SENAME) junto a su “guardián” interpretado por Sam Neil. Es divertida, es cruda, es interesante, tiene paisajes preciosos, y si, es otra joya que se las recomiendo que vean.
Claramente con toda esta información, no era extraño que Marvel Studios pusiera sus ojos en él para quizá darle otro aire a sus películas a quien ya muchos dicen que es una fórmula que se está comenzando a gastar.

¿Qué otra cosa puedo contarles de don Taika?

Una de las cosas más interesantes de él, que menciona mucho en sus redes sociales, entrevistas y en sus películas es su herencia Maorí. Es de las personas que hace una declaración de principios con eso, de decir “soy de padre maorí y madre judía y hago películas” donde más muestra eso, es justamente en su última película, incluso en Thor. Por lo tanto, podemos decir que no solo ha podido darle un nuevo aire a Marvel, sino que posiblemente a Hollywood. ¿Hay más directores así de francos respecto a su ascendencia? No es coincidencia que se haya casteado a sí mismo en un papel menor en Thor y que tenga ese acento kiwi que hace guiño a su país. Ya es un nombre importante en su tierra de origen, (además de su amistad con su kiwi de cabellos rubios Hemsworth) tiene ya un peso especial que otros directores no poseen.
Un peso especial que hizo que la mismísima Cate Blanchett quisiera firmar por Marvel para poder trabajar con él. Ella comentó a GQ Magazine que es fan de sus películas. Comentó además que posee un encanto tan grande que no pasó mucho tiempo antes de que se ganara su corazón. Awww.
No es la única, Tessa Thompson, Hemsworth y otros coinciden en que es su carisma y su seguridad y su inagotable energía lo que atrae a su elenco. Son justamente estas cualidades que se expresan en Thor: Ragnarok, con su calidez logra vencer el estrés, crear un ambiente de familia, darles la libertad a los actores de simplemente improvisar, los hace relajarse al compás de la música, por lo tanto no resulta tan sorprendente que gran parte de Thor, sea improvisado. Se nota el gusto de haber compartido, y eso es una de las mejores experiencias que un actor puede tener: ser libre, sabiendo que tu director confía tanto en sí mismo como en tus capacidades y que eso forma un cocktail cósmico que puede cruzar mil mundos y haciéndolo estallar en una carcajada.
Y eso, solo una mente como la de Waititi es capaz de lograr.
Ojalá que la aventura cósmica de don Taika no haya hecho nada más que comenzar. Porque incluso en Sakaar es capaz de traer elementos de su casa.
Y no hay nada más honesto que eso.

Comentarios