Hijo de DiosEste jueves, muy cerca de la Semana Santa, se estrena en Chile la exitosa cinta protagonizada por el portugués Diogo Morgado y dirigida por Christopher Spencer (también director de la exitosa serie de History Channel La Biblia) que nos cuenta la vida de Jesús de Nazaret, una cinta que ha atraído una inusitada cantidad de espectadores y que ya ha superado su presupuesto original.

Pero esto no es cosa solo de Semana Santa como fue en algún momento, hace una semana se estrenó en nuestro país la cinta Noé, dirigida por Darren Aranofsky y protagonizada por Russell Crowe y Jennifer Connelly, una cinta literalmente de proporciones bíblicas que ha redituado más de 700 millones de dólares. El tema de Noé y el Arca ya había sido retratado por John Huston es la magnánima obra de 1966 La Biblia. Estos estrenos nos recuerdan a los impactantes blockbusters de los cincuenta como El Manto Sagrado, El Rey David o Los Diez Mandamientos, una época que muchos llaman la época dorada del cine, un renacimiento que se ve abultado con el próximo estreno de la cinta protagonizada por Christian Bale y dirigida por Ridley Scott que nos cuenta la historia de Moisés y el Éxodo (no, ninguno de nuestros Moisés).

Es extraño que una agnóstica como yo tenga la misión de comentar este tipo de películas, pero no se puede negar que las historias son grandiosas, llenas de color, fantasía y personajes puestos en las situaciones más extremas. Y eso atrae, sobre todo en nuestros tiempos cuando la tecnología cinematográfica es capaz de representar la inmensidad que estas historias requieren.

noeEl cine es la hoja en blanco donde estas enseñanzas y fábulas pueden sobrevivir y una pantalla para nuevas generaciones.

Pero, sin lugar a dudas, no hay una historia más cercana y conmovedora que la historia del carpintero nacido en Belén de Judea, una historia que ha llegado a nuestros ojos no solo a través de los textos que llaman sagrados, sino que a través de infinidad de novelas y películas de todo tipo. Diogo Morgado, ex modelo portugés, se suma a una larga lista de actores que han interpretado (de mejor o peor forma) a esta mítica figura, base y sustento de las religiones cristianas y otros cultos. Representaciones ha habido para todos los gustos, incluyendo a nuestro querido Christian Bale (sí, aunque no lo crean), Willem Dafoe en la cinta de Martin Scorsese La ultima tentación de Cristo (1988) que recordemos fue censurada en nuestro país, Robert Powell en la famosa serie Jesús de Nazaret (1977), serie que vemos sagradamente cada Viernes Santo o a Jim Caviezel en la más reciente La pasión de Cristo (2004) de Mel Gibson. Esta última, que alcanzó a posicionarse como una de las mayores recaudadoras de la historia del cine, tiene la particularidad de haberse rodado en los idiomas originales de esos tiempos: Latín, hebreo y arameo.

Hijo de DiosHijo de Dios que veremos este jueves en nuestra cartelera es más que nada una mejora del capítulo de la serie La Biblia de History Channel, esta vez los realizadores han decidido dejar de lado la figura del Diablo y centrarse específicamente en Jesús.

La cinta dura 138 minutos y retrata un Jesús más cercano, más humano, acercando su figura a diversos públicos. El score del laureado Hans Zimmer es un aspecto a tener en mente.

Sinopsis: De los productores de las mini-series de La Biblia, llega  El Hijo de Dios , basado en la historia del Nuevo Testamento nos cuenta como un joven de humilde cuna está destinado a ser el Mesías Libertador convirtiéndose en la figura más potente e influyente de su época.

Comentarios