“Jurassic World: el reino caído” ha llegado a nuestras salas trayendo de vuelta a nuestros dinosaurios favoritos de la gran pantalla. En una aventura que significará la destrucción de la isla y que pondrá en riesgo a todos los dinosaurios.

Han pasado 25 años desde el estreno de Jurassic Park, y la historia de como los Dinosaurios volvieron a caminar en la tierra aún continúa, siendo esta la quinta entrega de la saga. Ahora, la pregunta del millón es: ¿está secuela pudo sobrevivir a las expectativas?

 

Sinopsis:

Cuando el volcán durmiente de la isla vuelve a la vida, Owen Grady (Chris Pratt) y Claire Dearing (Bryce Dallas Howard) organizarán un equipo de rescate para salvar a aquellos dinosaurios que han quedado con vida tras la extinción. En su expedición, Owen intentará encontrar a Blue, su dinosaurio favorito que aún permanece perdido en la jungla. Mientras, Claire, que ha adquirido un gran respeto por estas criaturas, considera que su misión es salvarlas. Juntos aterrizarán en una isla inestable en la que la lava supone una gran amenaza. Además, como telón de fondo está la conspiración que podría poner en peligro a todo el planeta y hacerlo retroceder a un orden no visto desde los tiempos prehistóricos. 

 

Reseña:

Seamos sinceros, en el mejor de los casos, las secuelas de Jurassic Park han sido, en su mejor versión, algo pasable. Y en la peor, bodrios. Así que si tengo que colocar esta película en una escala de mejor a peor, está sería la segunda mejor entrega de la saga desde la original. (lo que no significa mucho considerando que JP 2 y 3 son verdaderos fiascos y JW es solo pasable). Así que, en términos simples, la película cumple, no es una mala película , ni tampoco es fome, pero tiene varios problemas. Así que vamos a desenterrar sus pros y contras.

 

Partiendo por el aspecto técnico, debo decir que la película es maravillosa. Los efectos especiales son los mejores que he visto. Siendo la primera vez que siento que una secuela de Jurassic Park supera a la primera en el departamento de efectos. Esto se debe a que Bayona, no sólo aprovecha al máximo la tecnología y maravilla de los efectos digitales para crear ambientes y darle vida a esto seres, sino que de forma muy intey logra incorporar efectos prácticos, marionetas y animatronics para darle un mayor realismo a los dinosaurios. Simplemente la calidad de las texturas, el nivel de detalles como las escamas, cicatrices, garras y dientes te hacen creer en todo momento que los dinosaurios están ahí realmente. Lo que a ratos puede significar un problema para la misma película, ya que cuando decide usar sólo CGI en sus dinosaurios, captas la diferencia. Pero insisto en que aún así los efectos son superiores incluso a los de la primera Jurassic World.

 

La fotografía también es bellísima, muchas veces usando planos tan bien compuestos e imágenes tan coloridas que podrían ser verdaderos afiches o wallpapers. Y no sólo en el aspecto visual se destaca, la mezcla y díseño sonoro a la hora de crear el como sonarán los dinosaurios, es impecable. Cada dinosaurio tiene un sonido único que lo caracteriza. Y habla do de sonido, la banda sonora de la película por parte de Michael Giaccino es espectacular, ayudando a darle un tono épico y de suspenso al film que dura hasta el final.

 

En cuanto a la historia, tuve sentimientos encontrados. Por una parte, debo darle el crédito de llevar la saga a un punto de no retorno. (destruyendo la isla Nublar. escenario principal de 3 de las 5 películas) y de (intentar) plantear conflictos filosóficos y comentarios sobre las aplicaciones de la genética y las devastadoras consecuencias de no controlarla. Pero solamente eso…
Primero que todo, siento que hay algo en que han pecado las dos últimas películas, y es en transformar a su protagonista (Chris Pratt) en un muñeco de acción más que en alguien con el que se pueda empatizar. No me mal interpreten, me encanta Chris, pero acá a veces sus secuencias de acción solo parecen hechas para hacerlo ver cool, sacrificando cosas como el desarrollo de personajes, pero aun así es un tipo encantador. (sobretodo cuando vemos su relación con Blue). En cuanto a Claire tiene un conflicto claro y se transforma en una de las bases del debate filosófico que plantea la película (¿Deben los dinosaurios ser rescatados o deben ser entregados a su extinción?) y eso siempre se agradece.
Aunque, a quien queremos engañar, los verdaderos protagonistas son los dinosaurios, y ellos se llevan todos los focos, incluso llegando a emocionarnos. Hay escenas en donde los dinosaurios y su situación de verdad te sensibilizan, y es que claro, son animales con los que nos fascinaron a muchos cuando chicos (e incluso nos fascinan ahora de grandes) entonces uno realmente se entusiasma al verlos vivos. Aunque también, son capaces de asustar, sobretodo el nuevo y monstruoso Indoraptor

 

Y es que “The Fallen Kingdom” toma el concepto del suspenso y las películas de monstruos y lo ejecuta con dinosaurios…y funciona. También en el proceso homenajeando a sus predecesoras con guiños que harán emocionarse a los más fanáticos de la saga.

En resumen, Jurassic World: The Fallen Kingdom es una película entretenida que mezcla la acción, el suspenso y los dinosaurios en un pack bastante disfrutable para los fans de la saga.

 

 

Comentarios

comentarios