Creo que todos hemos vivido un Viernes Santo acompañados por la clásica transmisión de Jesús de Nazaret que empieza a las 16 horas y termina a después de las noticias de las 22:30 horas. Horas y horas de metraje que vence al zapping y nos “obliga” a quedarnos en TVN aunque ni siquiera estemos poniendo atención a la pequeña pantalla. Desde tiempos inmemoriales la familia chilena se reúne frente a su televisor a disfrutar de estas grandes producciones inolvidables con cientos de extras, en la época dorada del cine de Hollywood. Ni la llegada, primero del VHS, del cable, del DVD ni de la era digital ha matado estos clásicos que tanto nos gusten o no son parte del inconsciente colectivo, que revive cada año en esta fecha.

Algunos dirán que están aburridos de que todos los años den las mismas películas y, en cierto punto, tienen razón, pero, por otro lado, la Semana Santa es la única fecha donde podemos ver estos clásicos, revivir la emoción y la espectacularidad de una época más pomposa del Séptimo Arte.

Aquí te dejo una pequeña revisión de aquellas películas épicas que vemos en Semana Santa, pero que por si mismas, cambiaron el espectro del cine y lo moldearon, películas históricas y épicas, que con o sin aspectos religiosos, podrían ser de tú interés este feriado:

El Manto Sangrado (1953) Dirigida por Henry Koster y protagonizada por Richard Burton, Jean Simmons y Victor Mature. La cinta nos cuenta la historia de Cayo Marcelo, tribuno romano, es enviado a Jerusalén junto a su esclavo griego Demetrio. El tribuno es parte de la ejecución de tres hombres en el Monte Calvario, siendo uno de ellos el profeta a quien llaman Jesús de Nazaret.

Demetrio El Gladiador (1954) Esta es la secuela de El Manto Sagrado y se basa en la novela The Robe. Dirigida por Delmer Daves y protagonizada por Victor Mature. Tras el martirio al que son sometidos Diana y Marcelo, el gladiador Demetrius es el encargado de llevar a Pedro la túnica de Cristo, ya que Calígula quiere apoderarse de ella, convencido de que tiene poderes mágicos.

Los Diez Mandamientos (1956) Dirigida por Cecil B.DeMille (director de Rey de Reyes de 1927) y protagonizada por Charlton Heston y una constelación de grandes estrellas de la época. Legendaria y espectacular superproducción que narra la historia de Moisés (Charlton Heston), favorito de la familia del faraón, que decide renunciar a su vida de privilegios para conducir a su pueblo, los hebreos, hacia la libertad.

Ben Hur (1959) Basada en la novela homónima de Lewis Wallace, dirigida por Wyler y protagonizada una vez más por el mítico Charlton Heston, esta es una de las películas que más Óscares ha ganado en la historia. Nos cuenta la historia de Judá Ben-Hur (Charlton Heston), hijo de una familia noble de Jerusalén, y Mesala (Stephen Boyd), tribuno romano que dirige los ejércitos de ocupación, son dos antiguos amigos, pero un accidente involuntario los convierte en enemigos irreconciliables: Ben-Hur es acusado de atentar contra la vida del nuevo gobernador romano, y Mesala lo encarcela a él y a su familia. Mientras Ben-Hur es trasladado a galeras para cumplir su condena, un hombre llamado Jesús de Nazaret se apiada de él y le da de beber. En galeras conocerá al comandante de la nave (Jack Hawkins) y más tarde a un jeque árabe (Hugh Griffith) que participa con sus magníficos caballos en carreras de cuadrigas. Esta película también tiene un remake de 2016 protagonizado por Jack Huston.

Espartaco (1960) Basada en la novela histórica de Howard Fast, protagonizada por Kirk Douglas y dirigida por el legendario Stanley Kubric (La Naranja Mecánica, 2001 Odisea en el Espacio) y con 4 Óscares a su haber, nos cuenta la historia del esclavo Espartaco (Kirk Douglas) quien se convierte en gladiador y desafía al imperio, creando la llamada Tercera Guerra Servil, una revolución como no lo hubo de nuevo en Roma.

Rey de Reyes (1961) Dirigida por Nicholas Ray y protagonizada por Jeffrey Hunter, Rey de Reyes se centra en la vida pública de Jesús. Rodada completamente en España. Un aspecto muy importante es que, a diferencia de sus contemporáneas, esta es una de las primeras cintas que mostró sin problemas el rostro de Jesús, recordemos que en esa época no era una práctica común, siempre prefiriendo mostrarlo a lo lejos o de espalda. Otro aspecto importante es su notable banda sonora que además de los premios ganados en la época de su estreno, fue galardonada en 2010 por el International Film Music Critics Award.

Jesucristo Superestrella (1973) Basada en la obra de Broadway de los años 70 con música de Andrew Lloyd Webber y letra de Tim Rice, es una adaptación libre de los Evangelios en forma de musical, específicamente en los últimos días de Jesús, desde el punto de vista de uno de los apóstoles: el traidor Judas Iscariote, quien acá es retratado como una figura trágica. Otro de los aspectos interesantes de la historia es que se pasa por alto cualquier referencia a la divinidad de Jesús, convirtiéndolo en un hombre con cavilaciones internas interesantes de analizar. La cinta se estrena en 1973 en la dirección de Norman Jewison y grabada en Israel. Esta obra musical ha tenido varias adaptaciones en el cine, en el teatro e incluso tiene un álbum en español. A pesar de la ironía de su argumento, se ha transformado en un imperdible en estas épocas santas.

Jesús de Nazaret (1977) Esta es sin duda la película del Viernes Santo aquí en Chile, como contaba arriba la cinta ocupa casi toda la programación del canal TVN, quien tiene los derechos de reproducción. Lo que pocos saben es que en realidad esta es una miniserie dirigida por Franco Zefirelli, rodada en Túnez y Marruecos y la duración total del metraje es de 6 horas y 21 minutos. La cinta mezcla los 4 Evangelios canónicos en su guión y recorre la vida completa de Jesús hasta su ascensión. La imagen del actor Robert Powell se encuentra en el inconsciente colectivo como la imagen mental que tenemos de Jesús, lo que más llama la atención en su actuación contemplativa y sus hermosos ojos azules. La producción tiene además varias estrellas de cine como Ian McShane y Anthony Quinn.

Gladiador (2000) Esta es una de mis películas favoritas de toda la vida. Cuando el género épico estaba en plena decadencia y solo había tenido chispazos con la magnífica Corazón Valiente, el año 2000 llega Gladiador, cinta dirigida por Ridley Scott y protagonizada por un inspirado Russell Crowe con música de Han Zimmer y Lisa Gerrard. Este filme cambió el panorama para el cine épico, generando lo que algunos llamaron “el efecto gladiador” que reavivó el interés en la antigua Roma, y se convirtió en una favorita para muchos, siendo un éxito entre la crítica especializada y el público, ganando 5 Premios de la Academia. Aún cuando la exactitud histórica se ha puesto en duda, el reflejo de la sociedad romana es muy exacto.

La Pasión de Cristo (2003) Por mucho tiempo la historia de Jesús en el cine se había estancado, después de la época dorada de Hollywood se había quedado en películas de televisión, sin embargo, Mel Gibson dio el golpe cuando decidió llevar a la pantalla grande las últimas horas de Jesús, con Jim Caviezel (Montecristo) en el papel de Jesús y una cinta hablada enteramente en arameo y latín, las lenguas que se hablaban en la época, la película era como una puerta en el tiempo. Hasta ese momento, el cine había pasado por alto los verdaderos sufrimientos que tuvo que padecer Cristo en sus últimas horas, Gibson, por su parte se adentró de manera brutal en este aspecto, dándonos una cruda pero real imagen de la pasión. La película fue un rotundo éxito y se ha convertido en un imperdible de Semana Santa.

¿Cuál es tu favorita?

 

 

Comentarios