Siempre he dicho que no me gustan las películas románticas, les hago el quite todo lo que puedo, sobre todo esas que son muy mamonas y hago exactamente lo mismo con las las comedias románticas. La verdad, evito verlas siempre, aparte que soy muy llorona, así que, no es buena combinación.   Dándole muchas vueltas, llegué a la conclusión que es porque, de alguna manera, estas películas me deprimen, ese maravilloso final feliz o la vida perfecta que en cierto momento sentí que era como el príncipe azul, o la olla de oro al final del arcoíris claramente es algo que no iba a alcanzar nunca.

Lo peor de todo es que a quien le preguntaba sobre este tipo de películas, la gran mayoría me respondía que le gustaban o encantaba, a excepción de esas generosas personas  que las veían, por acompañar a su pareja (puro amor)…. ahora que lo pienso bien, que esto partió desde que mi mamá me contó el final de Un Ángel Enamorado y como que mató ese lado romántico mío.

Y bueno, en medio de ese proceso medio extraño que estaba pasando, una noche, mientras mi pareja dormía (profundamente) me puse a ver PS I LOVE YOU,   Una película romántica por donde uno lo mire y que debo reconocer que me tomó por sorpresa.

En esta historia nos presentan a Gerry (Gerard Butler de 300/La Cruda Verdad) y Holly (Hilary Swank de Million Dollar Baby) quienes son novios desde que se conocieron, son felices,  se complementan, tienen el mundo por delante y sobre todo son divertidos la vida les sonríe, o al menos eso pensaba.   Lo siguiente que podemos ver, es que Gerry ya no está, murió a consecuencia de una enfermedad casi fulminante (esto solo lo explican) y sientes que a los 20 minutos de película, no te pueden hacer esto, no pueden desaparecer este personaje que a luces es encantador y casi no nos han contado nada.  Holly por su parte destruida se encierra en el departamento de ambos, extrañando a Gerry, sintiendo que la vida es injusta, que esto no debería esta pasando y dejando pasar los días, que la vida pase.   A las 3 semanas de la muerte de Gerry, en el cumpleaños de Holly, esta recibe una carta de él (sí, de nuestro querido Gerry) quien la insta a tomar las riendas de su vida, a no echarse a morir y sobre todo a recuperar la alegría de vivir, pese a que él no está a su lado.

 

A estas alturas de la película estaba llorando como Magdalena, al punto que mi pareja despertó pensando que me pasaba algo, y que al ver que era por la película, me dio un beso y se durmió, dejándome ahí, solita con toda mi pena….jajaja yo habría hecho lo mismo, claro si es que hubiera despertado.

Continuemos. Esa carta es solo la primera de una serie de misivas que Gerry escribió antes de morir y que hará llegar a Holly, ayudándola a superar su partida, que pese a no estar físicamente a su lado, él sigue ahí, paso a paso.

Reconozco que solo con esto, uno podría decir: ok, es otra película romántica, sufrida, pero romántica igual, sin embargo es la forma en que está contada lo que me enganchó; esta funciona con una serie de flashback que nos llevan a los tiempos en que se conocieron, salidas a un bar con amigos, y es eso, lo que nos saca de una u otra forma, de ese estado melancólico a momentos de risa, como la escena del Karaoke, que es lo máximo.

PS I LOVE YOU se convirtió en una de mis películas favoritas, no cambió mi perspectiva sobre las películas románticas y tampoco soy de las que se anota de las primeras para ver una comedia de este tipo, pero esta película me fascinó al punto de tener el soundtrack, haber leído el libro y volverme fan de Gerard Butler.

Tengo claro que esta película no es del gusto de todos, es súper valido, pero llevaba mucho tiempo queriendo escribir sobre ella, contar que no es la típica película romántica y que a veces, debemos ser capaces de mirar las personas maravillosas que están a nuestro lado, los momentos mágicos que vivimos y que no disfrutamos por esa rutina que nos come día a día,  dejar de sentir que todo el universo se confabula en nuestra contra y que nuestra felicidad está solo al final del arcoíris, que solo nosotros podemos ver.

PS I love You es una historia diferente, fuera de lo típico y que nos hace mirar y quizás reflexionar hacia nuestras propias vidas.

Estoy segura que no puedo ser la única a la que no le gustan las películas románticas, sin embargo, si tienes alguna película que te hace aflorar ese lado sensible, cuéntame qué película es, como saben si se vuelve otra de mis favoritas……

Nikita_Jaja

Comentarios