Nombre: Desobediencia
Director: Sebastián Lelio
Reparto: Rachel Weisz, Rachel McAdams, Alessandro Nivola

Rating: 4.5/5

SINOPSIS: Luego de la muerte de su padre, Ronit (Rachel Weisz) vuelve a la comunidad judía a la que renunció en el norte de Londrés. Allí, Ronit se encontrará con antiguas amistades, entre ellas Esti (Rachel McAdams), su amor de infancia.

RESEÑA: A veces, desobedecer es algo revolucionario. En una comunidad judía ortodoxa como la de Hendon, un suburbio en el norte de Londres, no seguir las tradiciones es casi impensable: existe un orden y un rigor al cual todos sus miembros se someten. Excepto Ronit Krushka.

Ronit (Rachel Weisz) es una fotógrafa que vive en Nueva York luego de haber abandonado de la comunidad en la que creció. La vida judía, con todas sus responsabilidades, es una que ya olvidó. Pero no todos sus lazos con la comunidad fueron cortados. Cuando Ronit se entera de la muerte de su padre, decide que debe volver para su funeral.

La comunidad judía ortodoxa de Hendon no está contenta con su vuelta. Ronit era la hija de su miembro más importante, el rav Krushka, y en vez de honrar sus enseñanzas, Ronit huyó. Ronit representa la traición, además de llevar un estilo de vida con el que ellos no concuerdan. Mientras las mujeres de la comunidad usan pelucas (práctica común en las mujeres judías casadas) Ronit lleva su pelo natural; mientras muchas se visten de forma recatada, Ronit usa faldas cortas. Ronit no está casada ni tiene interés en comprometerse. Es, en todo sentido, la oveja negra de la comunidad.

Sin embargo, hay una persona que le muestra un poco de bondad: Dovid (Alessandro Nivola), su antiguo amigo de infancia. Dovid es el mejor candidato para reemplazar al difunto rav; fue su discípulo, es dedicado, cálido y carismático, además de estar casado con Esti (Rachel McAdams), una adorable profesora. Esti es otra miembro de la comunidad, dedicada a su religión, y también otra antigua amiga de Ronit. O quizás más que amiga. De a poco vamos aprendiendo que cuando jóvenes, Ronit y Esti tuvieron una relación amorosa; Ronit tuvo que dejar la comunidad y Esti fue obligada a casarse con Dovid para “curar” su atracción por el mismo género.

Su reencuentro va a revivir la llama entre ambas, pero Esti tendrá que resolver un difícil dilema. Tener una relación con Ronit significa renunciar a su hogar, su trabajo y su vida como la conoce, pero le da una felicidad que nunca encontrará con Dovid. Mientras, seguir casada con él significa no perder ninguna de sus cosas, pero nunca ser feliz. Para alguien que ha pasado toda su vida bajo las mismas reglas y que desobedecer significaría perder todo, es una decisión increíblemente complicada.

Ronit, mientras, tiene que lidiar con la pena de perder a su padre, pero su visita también le ha hecho ver que la vida que lleva no es completamente llenadora como pensaba. Cuando se fue no sólo tuvo que renunciar a sus creencias, sino que a toda la gente que conocía, incluida Esti, su gran amor. Ronit y Esti son opuestas pero la misma persona a la vez; Ronit se tuvo que deshacer de sus creencias para poder ser “libre”, mientras que Esti tuvo que renunciar a su libertad para poder respetar sus creencias. Juntas pueden encontrar el balance.

Desobediencia, basada en la novela del mismo nombre de Naomi Alderman, es una historia de amor, pérdida, represión y libertad. Es la tercera parte de esta “trilogía de mujeres” que Sebastián Lelio empezó contando con Gloria y luego Una Mujer Fantástica, y que se enfoca en personajes casi olvidados por el cine actual. (Si quieres saber más de las inspiraciones de Lelio para esta película, te invitamos a ver la entrevista del director con Canal Freak)

Desobediencia se estrena hoy en cines chilenos, ¡ve a verla!

Comentarios