• Nombre: Black Panther / Pantera Negra
  • Director: Ryan Coogler
  • Música: Ludwig Göransson
  • Guionistas: Ryan Coogler y Joe Robert Cole
  • Reparto: Chadwick Boseman, Lupita Nyong’o, Danai Guirra, Michael B. Jordan, Angela Bassett, Forest Whitaker, Andy Serkis, Martin Freeman.

Sinopsis: Tras los acontecimientos de ‘Capitán América: Civil War’, T’Challa, el Rey de Wakanda, regresa a su hogar. Un país plagado de recursos y con una tecnología avanzada en el que tendrá que servir como nuevo líder del país. Sin embargo, T’Challa descubre que va a ser desafiado en el trono por distintas facciones dentro de su propio país. Cuando dos enemigos conspiran para destruir Wakanda, el héroe conocido como Black Panther se unirá al agente de la C.I.A. Everett K. Ross y algunos miembros de las Dora Milaje, quienes son las fuerzas especiales de Wakanda, con el propósito de que el país no se vea arrastrado a una guerra mundial.


Reseña: Finalmente llegó el día en que debo escribir de esta película. Parece que solo pasaron unos días desde que hice una pequeña nota en que hablaba de las Dora Milaje y de la importancia de ser Black Panther y finalmente, ya estamos aquí. Fueron años de espera para el Rey T’Challa llegara a la gran pantalla y es como mencioné en el artículo pasado una gran deuda histórica.

Desde su nacimiento en 1966 por Stan Lee y Jack Kirby, Pantera Negra —un héroe felino que usa un traje ajustado con orejas y garras, además de ser uno de los personajes más brillantes de Marvel— debutó junto a Los 4 Fantásticos en una aventura situada en Wakanda, un fabuloso y misterioso lugar que funciona gracias al poder del vibranium, un metal precioso, que es el más poderoso de todo el universo Marvel. Y finalmente ahora todos podremos presenciar la grandeza del reino de Wakanda en todo su esplendor. Con Pantera Negra estrenada, esta es ya la última escala antes del mega evento de Vengadores: Guerra del infinito. Hacia allá vamos, pero primero vamos a hablar de la historia del Reino de Wakanda.


Primero puedo decirles que, cuando dicen que es una película “refrescante” pueden creerlo porque lo es. Uno podría decir, que ya, con este que es el capítulo 18 ya de su universo cohesionado, la fórmula está agotada, o ¿Pero con que me pueden salir ahora Kobabebé? Si ya lo he visto todo.
No, mis queridas gotitas de miel del amanecer. No lo hemos visto todo.
Para comenzar, quiero contarles que esta es una película a la que yo tenía gran expectación, no solo porque se trate de un estreno Marvel o porque fuera Pantera Negra o porque realmente tuviera un reparto IMPRESIONANTE, sino por el director Ryan Coogler. Coogler es uno de los directores más interesantes que han salido en los últimos años, y disfruté mucho Fruitvale Station (del año 2013, en que aparece Michael B. Jordan), Creed (2015) que creo que es una de las mejores películas que he visto en años y que es una excelente séptima parte para la saga de Rocky y ahora Pantera Negra (2018). En todas también ha ejercido tanto de guionista como director. Y para que esta sea tu tercera película a la edad de 31 años, eso es más que destacable. Créanme mis queridos chocolatitos de san Valentín que no estamos ante un director cualquiera. Yo no sé ustedes, pero creo que él tiene un largo y brillante camino por delante, y repito, esta es recién su tercera película.


Siguiendo con Coogler, aquí se nota que tuvo completa libertad, porque esta película no solo destaca por contar la historia de un superhéroe que sería lo normal, sino que está contando un relato más personal. No creo que sea coincidencia que un personaje provenga de Oakland, California como él mismo. Lo que hace que toda la película de a poco vaya tomando un sentido mucho más dramático, porque si amigos míos, aquí no hay chistes. El “humor Marvel” esta vez no salió a relucir, hay un ambiente de tensión y drama que no se apreciaba desde “Capitán América: Soldado de Invierno” y que se agradece porque se ha hablado mucho de que la fórmula Marvel ya está cansando un poco de que no se tome las cosas en serio. Y puedo decir que esta película se toma las cosas muy en serio y transmite un mensaje con una gran base histórica y de una forma en que no sientes que te están predicando algo que uno ya sabe que existe. Hay mucho que alabar y que decir de esta película así que vamos a ver de qué se trata.
La historia como sabemos trata de T’Challa (Chadwick Boseman) quien luego de la muerte de su padre llega a Wakanda, este reino secreto que yace escondido en medio de África para asumir sus nuevas responsabilidades y ser coronado como el nuevo rey. Y con esto debe que ser aceptado por las diferentes tribus que existen a través de sus ritos, los wakandianos viven en una monarquía militarista, pero justa y democrática. Wakanda es un paraíso terrenal donde la vida es urbana y rural, futurista y tradicional, tecnológica y mística, y hace que el encanto de esta nación sea aún mayor y siempre tengas ganas de saber más. Y pese a la paz, o lo que ellos conciben como la paz que es mantenerse en secreto y no inmiscuirse en las guerras de los otros, la amenaza llega realmente cuando la posición real de T’Challa es amenazada por Erik Killmonger (interpretado por Michael B. Jordan). Entre medio también está el villano Ulysses Klaw (Andy Serkis, quien estoy segura que se lo pasó demasiado bien en el rodaje) quien es este ladrón que está ahí pero no logra caer en las garras por mucho tiempo.


Lo que más me gustó de esta película es que Marvel no solo tomó a un superhéroe del rooster y dijo “ok, vamos a hacer la película del superhéroe, explotar algunas cosas y ya.” Siendo que ese es el camino fácil y siempre es más sencillo eso, porque los fans siempre van a ir a verlo. No es otra película de superhéroes, en ese sentido se acerca mucho a lo que es Soldado de Invierno en que nos proponían la tesis de la libertad versus el miedo en aquella conversación de Fury con el Capitán en el ascensor. Aquí pasa lo mismo. Pantera Negra tiene un mensaje relevante y por sobre todo actual.
Es aquí en donde Coogler se luce más porque su fuerte reside en las escenas más íntimas. Visualmente esta película logra maravillas, y en lo que es la música crea una atmósfera que te invita a ser parte de ellos. Hay secuencias que llegan a emocionar hasta las lágrimas por su tratamiento visual y por los diálogos, pero también por la sensibilidad que se despliega en pantalla, y eso es lo más hermoso de ella, más allá de las escenas de acción que, ojo también son alucinantes. Pero el verdadero enganche de la película está en el choque de ideologías que representan T’Challa y Erik. El primero intentando seguir adelante con el legado de su padre y de las otras generaciones y a la vez cargar con los pecados de sus antecesores, con la esperanza de ser él un poco mejor y Erik es quien sienta la pregunta: “¿Por qué no cambiamos este sistema? Tenemos todo para ejercer un cambio real.” Y la razón por la cual es este un tremendo villano para el MCU es que llegas a estar de acuerdo con él. El tipo ha matado gente y ha hecho cosas terribles, y esta rabia proviene de un lugar realmente oscuro, pero sin embargo, es un hombre que se hace escuchar: Y al reflexionar a fondo lo plantea uno se pregunta ¿es realmente tan descabellado lo que está diciendo? Y por eso Killmonger es un buen personaje, porque su aparición es justamente es lo que hace reflexionar a los personajes, se ven consecuencias del pasado y se ven obligados a lidiar con eso.
Y sin duda Michael B. Jordan se luce con este personaje, hay momentos en que se puede apreciar lo que es la actuación pura, en que toca una fibra tan poderosa porque no solo habla con la voz de Killmonger, sino con la voz de otros cientos de afroamericanos que claman por justicia hasta el día de hoy, frente a la brutalidad policial, a un presidente que no los considera, -al que de hecho le hablan en cierto momento de la película, no diré cuando es para que ustedes mismos lo disfruten- y a un sector de la población que aún vive con el prejuicio de mirarlos en menos por verse distintos. Se habla de los conquistadores y de los conquistados y también se menciona que fueron muchas cosas que otros robaron injustamente intentando sentirse superiores. Porque es una realidad que se vive hasta hoy. El hashtag #blacklivesmatter o el Black History Month existen por eso. El tema de la raza es fundamental en Pantera Negra, pero desde un punto de reflexión: un medio para explorar las grandes preocupaciones humanas sobre el pasado, el presente y los abusos del poder. Pero a la vez, una mirada esperanzadora de que pueden haber cosas mejores.
Sumado a todo ese encanto, también están las mujeres de esta película como las Dora Milaje, este ejército que juró lealtad al rey pase lo que pase. T’Challa está rodeado de mujeres que le ofrecen su apoyo maternal, militar, fraternal y científico. Está la guerrera Okoye (Danai Gurira) quién comanda su ejército; su hermanita genio Shuri (Letitia Wright) quién le proporciona artilugios y dispositivos tipo Bond y su imaginación que puede que lo que hayamos visto sea solo el comienzo. Angela Bassett encarna a su madre, fuerte, amable y justa, mientras que Lupita Nyong’o en su papel de Nakia, es la que siente que su misión no está en su patria, sino que afuera, y su papel como espía, cobra un protagonismo especial que podría generar su propia película. A lo que puedo decir, ya lo estoy esperando y con ansias. A lo que quiero llegar con esto es que las mujeres de Pantera Negra son personajes que van a quedar en la memoria, porque son intensos, fuertes, impresionantes y extremadamente carismáticas, encarnadas por actrices extremadamente talentosas. Todo el elenco lo es.
Ahora, ¿tiene fallos? Sí, no hay película perfecta. Son bastante menores, pero es que hay escenas en que me da la impresión que el cgi no estaba completamente acabado, o en la batalla final, realmente está todo tan oscuro que se me hacía difícil distinguir a los contendores. Pero son fallos bastante menores. La acción sigue siendo impresionante, porque se siente demasiado épica y sobre todo vemos crecimiento de personajes.
A Pantera Negra ya se lo dijeron una vez en los cómics cuando acababan sus aventuras con los 4 fantásticos: “no existen razones para que la carrera de Pantera Negra llegue a su fin”. Y aquí eso es comprueba. T’Challa no ha hecho más que rugir para decir que está aquí. El rey está con los suyos, y más que nunca estará ocupando su merecido lugar en la historia.
La invitación está hecha mis queridos freakys.
Wakanda Forever.

Comentarios

comentarios