Por: Felipe Carreño

La magia siempre ha sido un elemento muy popular en videojuegos, al igual que en cine. Si tuviera que escoger la mejor representación de ella en la gran pantalla, diría sin dudarlo Harry Potter. Pero, si bien tiene una grandísima historia, siento que para alguien que busca ver un espectáculo de efectos especiales, combate o simplemente una película de acción con magos, quizás le falta un poco. En videojuegos tenemos World of Warcraft, Skyrim, The Witcher, y muchos otros intentos por destacar, pero si lo que buscas es locura, rapidez y sensaciones fuertes Wizard of Legend es una gran opción.

Un juego de acción/rol con un toque de exploración de mazmorras, es la estructura principal de este título. Y es que ya es muy normal encontrarnos indies así en el mercado, juegos difíciles, pixel art y mapeado creado de forma procedural. Pero lo que los diferenciará entre sí, será su jugabilidad, donde este juego hace verdadera magia.

Un control rápido, sencillo y que con una gama de más de 100 hechizos distintos que puedes combinar entre si, logra que el apartado jugable sea trepidante. Las arcanas (el nombre que se le da a los hechizos) se diferencian por su elemento, tenemos los clásicos: Agua, fuego, tierra y a esto se le agrega viento y trueno, así que si eras fan de “Avatar la leyenda de Aang” esto te sacará sentimientos a flote. Además de esto, todos cuentan con rangos, daños y particularidades específicas, desde la clásica bola de fuego, hasta un látigo eléctrico o incluso unas piezas de ajedrez enormes que bloquearan el paso de tus enemigos. Cabe mencionar que se puede jugar entre dos personas, lo que te permitirá avanzar entre las mazmorras con algo de compañía o bien pueden entrar en un modo versus a vivir un auténtico duelo de magos.

No se echa en falta una historia, ya que el juego propone un sistema de combate muy bien trabajado que compensa la carencia de esa profundidad en guión o por lo menos te hace ignorarlo. Lo que sí le perdono un poco menos, es la variedad de Jefes. Cada partida se compone de tres niveles donde cada uno es reinado por un jefe final, los cuales representan los elementos de fuego, agua y tierra, estos tienen un amplio abanico de habilidades y son muy espectaculares, pero antes de llegar a ellos, tendrás que enfrentarte a algunos jefes genéricos entre cada mazmorra, los cuales no aportan demasiado, se repiten constantemente y ya que el sistema de dificultad varía en si tienen más o menos vida, cuánto daño hacen y la cantidad de proyectiles que lanzan, se volverán sencillos y repetitivos con rapidez. Con lo cual eventualmente esos pequeños jefes no serán más que un trámite para poder llegar a lo interesante.

Claramente este título es muy dependiente de su jugabilidad, pero como ya mencioné, su amplio abanico de hechizos te otorgan múltiples posibilidades de combos y métodos para acabar con tus enemigos, donde disfrutarás solo probando diferentes combinaciones hasta encontrar aquella que más poderoso o épico te haga sentir. Sin duda es un juego totalmente recomendable si buscas disfrutar de la hechicería más extrema.

 

Comentarios

comentarios