Para nadie en la industria es desconocido el que Terry Gilliam no lo ha pasado precisamente bien en el último tiempo. Mientras esperaba la confirmación si podría o no estrenar su película El Hombre que Mató a Don Quijote en Cannes, ha sufrido un derrame cerebral, que lo tuvo complicado aunque aparentemente el director de 77 años estaría recuperado.

Al momento de su problema de salud, como les comentamos, el director se encontraba esperando la deliberación de un Tribunal  de Paris para poder anunciar la presentación de su cinta El Hombre que Mató a Quijote en el certamen francés. El motivo del posible retraso en el estreno es que un antiguo productor que trabajó con Gilliam en el proyecto, Paulo Branco, denunció ser el dueño de los derechos del filme y que su estreno le traería daño económico, entre otros. Este proyecto que le ha llevado casi 20 años de sinsabores, le ha dado más de un dolor de cabeza, historia que se encuentra registrada en un Documental llamado “Perdidos en la Mancha”.

A pesar de los problemas que enfrentó la producción, finalmente la justicia francesa entregó una buena noticia para Terry Gilliam. La revista Variety reportó que la Corte de Apelaciones de París dictaminó que “El Hombre que Mató a Don Quijote” podrá cerrar el Festival de Cannes el próximo 19 de mayo.

Para mayor información de la película, aprovecha de ver nuestra nota aquí.

Comentarios