Se viene la película de la Liga de la Justicia. Y ha sido inevitable que muchos de nosotros nos entusiasmemos o asustemos por eso. Después de todo, es uno de los equipos más queridos y recordados por quienes amamos a los Superhéroes y cómics en general.

De todas maneras, independiente que sea la primera vez que los veamos en la gran pantalla, es inevitable pensar en las anteriores representaciones de dichos héroes en el cine o en la TV. Y hay para regodearse. Superman y  Batman sobretodo, podrían ser los reyes del cine y TV de superhéroes. Aunque en este caso en particular, me quiero concentrar en el último.

 

Hace unos días me encontraba conversando con una amiga sobre Bats y sus múltiples interpretaciones en la TV y Cine. Y para variar sale la pregunta del millón “¿Cuál es la mejor película de Batman?” y claro, la pelea siempre está entre dos. La película de Tim Burton protagonizada por Michael Keaton, “Batman” (1989) y la Dirigida por Christopher Nolan y estelarizada por Christian Bale, “The Dark Knight” (2008).

Bueno… yo discrepo.

Y no, no quiero decir que ninguna de las anteriores sea mala ni mucho menos, tanto TDK como Batman de Keaton son espectaculares, pero según yo, hay una película que funciona mucho, peor mucho mejor como adaptación de Bats que dichas películas. Y su nombre es “Batman: La Máscara Del Fantasma” (Batman: The Mask of The Phantasm) del año 1993.

Al contrario de las dos mencionadas y de las que más conocemos (incluyendo la infame “Batman y Robin”) esta es una película animada, pero que también llegó a ser exhibida en el cine. Al menos así fue en EEUU.

 

Mask of the Phantasm, es una película animada que transcurre en el mismo universo que la serie animada de 1992 (que para muchos es considerada la mejor serie animada de todos los tiempos y la mejor representación de Batman jamás hecha), y cuenta con las icónicas voces de Kevin Conroy como Batman/Bruce Wayne y de Mark Hammil como The Joker.

La premisa es la siguiente. Un vengador con mascara y capa apodado “El Fantasma” se ha aparecido en Gotham, y esta asesinando a los miembros de una organización de la mafia de la ciudad. En medio del altercado, Batman es considerado sospechoso de los asesinatos, y la policía lo persigue. Atemorizado ante la nueva amenaza, uno de los gánster decide contratar a alguien para ejecutar a Batman antes que sea demasiado tarde… Al Joker.
Por si esto fuera poco, un viejo amor de Bruce Wayne ha vuelto a Gotham y a través de flashbacks de su relación aprendemos más de la vida de Bruce Wayne antes de convertirse en el Caballero de la Noche.

 

La película tiene de todo lo que debería tener una historia de Batman. Un gran villano, acción, oscuridad, thriller psicológico, y sobretodo Misterio. Y me quiero detener en este último punto, porque considero que este es uno de los atenuantes que hace que esta película sea mejor que las dos anteriores que nombre.
Batman es conocido como el “Mejor Detective del Mundo”. Pero en sus películas jamás lo hemos visto resolver un misterio, lo más cercano a eso es en Batman V Superman, cuando Bruce se dedica a desencriptar la información de Lex Luthor que termina mostrándonos un tráiler con logos y todo de los Meta-humanos (a.k.a futuros miembros de la liga de la justicia). Pero en entregas anteriores no lo hemos visto hacer trabajo detectivesco.
Aquí sí, y bastante. Desde interrogar testigos clave, reunir pistas y todo lo que hace a Batman un destacado detective.

 

Además de que esta película en sus cortos 75 minutos de duración nos entrega una mirada a la psicología de Bruce Wayne mucho, pero mucho más desarrollada y profunda que cualquiera de las películas que han salido sobre el personaje (y eso incluye a las de Nolan). Y esto lo logra planteándonos una pregunta muy sencilla… “¿Qué pasaría si Bruce Wayne fuese feliz?”
Además de plantearnos la idea de que la transformación de Bruce a Batman es una gran tragedia.

 

Hay momentos donde de verdad  vemos a Bruce tratando de renegar de su deseo de justicia solo porque él ha encontrado la felicidad. Y ese tipo de cosas hacen que esta película sea demasiado genial.
Además de que como toda gran historia, los Villanos son geniales. No solo porque tanto el fantasma como el Joker son asombrosos, si no que porque actúan como contraste directo a Batman y generan una disputa bastante peculiar y novedosa.

Además, necesito detenerme a hablar de la música de esta película… Oh por dios, La música de esta película ¡¡ES MAJESTUOSA!!
Ya con el presupuesto de una película directa al cine, Shirley Walker (Apocalypse Now, Batman TAS, Superman TAS, Spawn TAS etc…) nos deleitó con una melodía oscura, gótica y con corales épicos que permiten que uno pueda sumergirse aún más en Gotham y en los escenarios y aventuras del Caballero Oscuro.
Además la animación es espectacular, los escenarios y fondos son tremendamente envolventes, siguiendo el mismo estilo de Batman: The Animated Series. Y las actuaciones son tremendas, sin dudas Mark Hammil nos regala lo que es para muchos, la mejor carcajada del Joker EVER!

 

Podría estar horas hablando sobre lo asombrosa que es esta película. Si no la han visto ¿Qué demonios espera? Está en YouTube incluso, y además hace poco salió el Blu-ray. Asique no hay excusas. Y si Ud. ya la vio, ¡véala de nuevo! Porque esta película es sin duda alguna La mejor adaptación de Batman en la gran pantalla.

 

 

 

 

Comentarios