Esta nota contiene spoilers moderados del desarrollo de Action cómics y del universo DC rebirth, y comprende desde el número 6 9 al de Wonder woman.

 

Después de internarse en la selva con una importante misión entre manos, Diana tiene un gran desafío que asumir, y las cosas no serán para nada fáciles.

Volver al hogar puede tener muchas interpretaciones, y  en este caso, durante los hechos ocurridos en este análisis, lo descubriremos. Lo primero es que Diana apela a los sentimientos de Cheetah, revelando que ellas en realidad se conocen desde el pasado; antes de ser quien es ahora, era Barbara ann, una científica que se vio envuelta en una especie de maldición, que no sólo ha cambiado su cuerpo, sino que ha hecho que sufra de una violencia y sed de sangre que es imposible de quitar; ha matado a muchos seres, pero sigue sintiéndose vacía, sola y sin esperanza, por lo que la aparición de la princesa hace que pase por una serie de conflictos. Diana, incluso en su angustia por lo que está viviendo, tiene la suficiente claridad mental para ver que Bárbara sigue en el interior de Cheetah, y apela a su humanidad escondida para tratar de ver la verdad; el responsable de la maldición es un antiguo dios llamado Urzkartaga, quien no solo hizo el cambio en la felina, sino que además está planeando regresar a una forma terrenal y eso significa que el peligro está muy cerca.

 

 

Más adelante, en el sitio al que se dirigen nuestras dos heroínas, Steve y sus colegas están luchando por liberar a un grupo de chicas locales que han sido raptadas por un escuadrón de mercenarios; llama la atención que se trate sólo de mujeres, lo que los hace pensar que podría ser un caso de trata de blancas. los enemigos están bien preparados y conocen el lugar, pero la experiencia en batalla del líder armado los impulsa a seguir adelante y cumplir con su trabajo; todo sale mal y el equipo es capturado, siendo Steve un tipo de prisionero especial, ya que Cadulo, líder de los mercenarios que han raptado a las chicas lo quiere para ofrecerlo de sacrificio a un dios primigenio, que por supuesto es Urzkartaga, lo que hace que las dos historias al fin se conecten. Con todo en contra y el tiempo descontando a toda velocidad, Steve es preparado para el sacrificio que le devolverá un cuerpo sólido a la maligna entidad, pero los planes de Cadulo son interrumpidos por la princesa amazona, que unos cuantos golpes de por medio logra liberar a los compañeros y a una parte de los chicas, y va por el platillo principal. Urzkartaga intenta engañarla y asumir una forma física definitiva, pero la unión del militar y Diana consiguen ponerlo a salvo; en tanto, Cheetah parece a punto de desfallecer ante el supuesto control de la entidad, pero la amazona descubre que el poder sobre las mujeres no es tal, sino que el dios ha cambiado las cosas en su beneficio, porque su principal debilidad es, en efecto, el género femenino. Imbuidas de este nuevo conocimiento, las jóvenes capturadas consiguen disminuir el poder de Urzkartaga, y Cheetah es despojada de la maldición que la ha alejado, volviendo a ser Bárbara.

En el pasado, las cosas se complican para Diana y Steve; después del vuelo en el avión invisible, la princesa se encuentra con un mundo completamente distinto a lo que vio en la isla, y las perspectivas no parecen ser alentadoras; de forma inesperada es dejada en una celda, mientras un equipo médico descubre que las heridas de Steve, incluso algunas registradas con años de anterioridad han desaparecido por completo, restaurando la perfección física del hombre, y sembrando dudas acerca de lo que ha pasado con el durante su supuesta muerte. Además, Etta es notificaba de la imposible disolución del material con el que fue construido el avión en el que su amigo y la extranjera han llegado, lo que parece ser casi un detalle menor en comparación con el lenguaje que utiliza la mujer, el cual parece desconocido.

Diana, en tanto, ha seguido obedientemente las instrucciones que le han dado por señas, pero se siente confundida, sin poder comprender por qué todos la miran con desconfianza y miedo, siendo que ella sólo ha ido para ayudar con las mejores intenciones. Pero cuando las fuerzas de la joven amazona parecen flaquear, recibe una mística visita, que podría cambiar todo y convertirla en Wonder woman.

 

 

En el apartado técnico, mencionar que Greg Rucka hace un gran trabajo, algo que tenía pendiente desde hace mucho tiempo, junto a un equipo que completan Liam Sharp y Laura Martin en lápices y tinta, y Jodi Wynne en los textos; en lo visual, lo correspondiente a Las mentiras/La verdad, tiene un aspecto impecable, que rescata la belleza de la amazona, sin ponerla en un nivel de diosa, aunque lo tiene ganado por derecho, al mismo tiempo que no desmerece a los demás personajes, cada uno de ellos con una paleta de color es los vestuarios que habla de sus personalidades. Los colores son vibrantes, pero a la vez, no deja de tomar riesgos a la hora de representar escenas nocturnas o paisajes boscosos, en donde la elección de los colores es acertada, haciendo que el lector se sienta dentro del lugar con texturas y degradados muy cuidados. Por otro lado, el arco de año uno saca provecho de todas las alternativas de la isla, mostrando texturas brillantes, luz, artesanías y decorados que nos explican en cada viñeta el contexto en el que se desarrolla la historia, complementando muy bien el trabajo de los escritores; agregar que a medida que Diana se aleja de su isla y se interna en el mundo de los hombres, hay un sutil cambio en la paleta de color que la rodea, lo que a todas luces es un anuncio de lo que sucederá.

 

Nos leeremos muy pronto en la siguiente parte de este análisis: Rumbo a la verdad.

 

 

 

Comentarios