El tiempo de las mentiras terminó…

Advertencia: Éste es el libro final de la trilogía Maze Runner, no siga leyendo si aún no ha leído Correr o Morir y Prueba de Fuego, pues esta reseña contiene spoilers de ambos libros.

 

Sinopsis: Thomas no puede confiar en CRUEL. La organización le robó sus recuerdos y lo encerró en el laberinto. Luego lo dejó al borde de la muerte, en el Desierto. Y lo separó de los Habitantes, sus únicos amigos. Ahora CRUEL asegura que el tiempo de las mentiras ha terminado. Con toda la información que reunió gracias a las Pruebas, está en condiciones de avanzar en la cura de la Llamarada. Pero Thomas debe pasar por la Prueba Final. ¿Logrará sobrevivir al procedimiento? ¿Será cierto que se terminaron las mentiras? Quizás la verdad sea más terrible aún… una solución letal, sin retorno.

La cura mortal es el esperado final de la saga Maze Runner. En ella James Dashner desarrolla una trama audaz, al límite, donde nadie parece estar a salvo en un mundo enfermo y desesperado, donde la locura y la muerte son el futuro que aguarda a una humanidad derrotada.

James_Dashner

Reseña: Como saben, el libro anterior termina con una situación muy confusa, Thomas fue encerrado y separado de los demás y Teresa no se cansa de repetir la famosa frase “CRUEL es bueno“, a lo que se suma la extraña actitud de Brenda. Al igual que en Prueba de Fuego, este libro continúa con la historia desde el momento exacto en que quedamos. Los chicos al fin están a salvo y en manos de CRUEL. Se supone que desde ahora todo debería mejorar, que deberían entregarles la dichosa Cura y dejarlos ser felices. Pero…

En los libros de James Dashner siempre hay un pero, y este hombre tiene una inmensa creatividad para inventar sucesos cada vez peores.

Desde las primeras páginas se nos presenta un nuevo punto de vista, ahora se nos cuenta la verdad, ya no hay más secretos por parte de CRUEL y esto no es nada bueno. Siendo sincera, me gustaba más seguir siendo engañada porque de esa forma podía tener esperanza.

Este libro me destrozó, es sádico, cruel y extremadamente triste. Me demoré un poco en leerlo porque hubo varios momentos en los que quería lanzar el libro por la ventana porque no podía parar de llorar, pero es imposible no querer saber más, así que volvía a caer. Otra cosa digna de mencionar es la cantidad de sangre derramada, en este libro hay muchísimas muertes y son todas horribles, además ahora conocemos a los verdaderos Cranks, a los que andan por las calles de lo que antes eran hermosas ciudades.  Jamás olvidaré las horribles imágenes que mi mente creó mientras leía.

La historia está tan bien contada que te mantiene atento y expectante. Cuado crees saber lo que sucederá, algo pasa y toda tu percepción cambia drásticamente, lo que hace que en ningún momento los acontecimientos sean pedecibles.

Pero no todo es terrible, también hay varios momentos divertidos. Minho es uno de los grandes personajes del libro. Con su sarcasmo es capaz de sacarnos una sonrisa hasta en los peores momentos.

Esta vez hay una nueva palabra que agregar a nuestro vocabulario, Munis (se denomina de esta forma a las personas inmunes a la Llamarada). No diré más al respecto para no spoilearlos. Lo que sí comentaré es que es la palabra clave de la historia.

El último libro de las sagas es, tal vez, el más importante ya que acá no pueden quedar cabos sueltos. Y sin duda este libro cumple con su cometido. Acá se nos explica el motivo de las pruebas, como se creó CRUEL, entendemos al fin que es la Llamarada y podemos ver la realidad que se vive en el mundo, entre otras cosas. Y aunque no lo crean, a mí me pareció que este libro tiene un excelente final. No es nada de lo que imaginé, realmente me sorprendió y me dejó con una sensación de paz. No es que la historia tenga un final feliz pero es algo parecido.

Realmente lo recomiendo.

Excelente.

Comentarios