Beasts of No Nation se basa en la aclamada novela del autor nigeriano Uzodinma Iweala, que da vida a la conmovedora historia de Agu, un niño soldado alejado de su familia para pelear en la guerra civil de un país africano. Abraham Attah, en su debut como actor, brinda una impresionante personificación de Agu, mientras que Elba domina la pantalla en el papel del Comandante, guerrero que acepta a Agu y lo instruye en las artes de la guerra.


 

[rating: 5/5]

“Un chispazo de buen cine; cruda, humana e increíblemente reveladora…”

Hace unos meses llegó a mi correo la información de la primera película original de “Netflix”, se llamaba “Beasts of No Nation” y traía consigo un trailers asfixiante que pueden ver más abajo. Y desde ese minuto quedé tan shockeado que me dije a mí mismo: “Debo ver esa película apenas la liberen en Netflix”. Y así fue, ahora comencemos a destripar este inquietante estreno:

El contexto de la película ocurre en un país sin nombre del oeste africano, pero como ya veremos esta ficción no es para nada ajena a la realidad diaria de ciertos países en Africa. Ahí el pequeño Agu (Abraham Attah) es un niño pobre pero lleno de vida que vive junto a su familia en un pueblo que rápidamente se convierte en la trinchera de un conflicto bélico y sangriento. La trama avanza rápida y de forma latente que me hacía pensar que todo se iba a ir de madres en cualquier minuto; lo cual es algo predecible si estamos hablando de la maestra dirección de Cary Joji Fukunaga (True Detective) ¿no?.

beastofnonation1

Agu, es un niño dulce que irresistiblemente te dan ganas de cruzar la pantalla y protegerlo del mal que lo acecha, y El Comandante interpretado por Idris Elba, quien se convierte rápidamente en su líder/captor, es mas bien un ser repugnante y despiadado. Este sujeto lleva al niño a convertiste en uno de sus soldados a punta de extrema violencia y abusos que en más de una ocasión me hicieron sentir impotencia a pesar de que lo que estaba viendo era “ficción”.

En cierta manera somos testigos de no sólo un grupo paramilitar de niños dispuestos a morir por una causa que no entienden, sino que a la vez vemos como es un grupo de bestias corriendo por la jungla en una religión con ritos y cánticos tentando a la muerte y la venganza.

beastofnonation2

De principio a fin, Agu es nuestro héroe que nos guía por una aventura de horrores y cuadros que un niño nunca debería presenciar. Es un niño que fue obligado a entregar su niñez y vida entera a cambio de un estado monstruoso que nadie le asegura saldrá de su cuerpo.

Beasts of No Nation” es una película crudamente poderosa que los hará sentirse indefensos como el pobre protagonista y entenderán que en este mundo hay muchas realidades y que al menos uno, desde este cómodo sillón tiene opciones de cómo enfrentar la vida.

Como crítica a las oportunidades cinematográficas, “Beasts of No Nation” es una película que no podría haber sido desarrollada a este nivel por grandes productoras, ya que no contamos con héroes americanos salvando el día, o un desenlace donde todo es color de rosa. Digamos las cosas como son: “La Horrible realidad de los niños soldados africanos es algo que no vende…”, pero al menos me quedo satisfecho con que Netflix hizo justicia con una película que merece ser galardonada como corresponde aquí y en la picá del ají.

Comentarios