Leonard Simon Nimoy actor, director, poeta y fotógrafo conocido mundialmente por su papel de Sr. Spock en Star Trek ( Viaje a las Estrellas) cumple este mes de febrero dos años desde su partida de este mundo.
Nacido en Boston, falleció en Los Ángeles el 27 de febrero de 2015. Leonard, era hijo de inmigrantes ucranianos seguidores del judaísmo ortodoxo. Fue capaz de mantener una fructífera vida artística a parte de la serie que le diera reconocimiento y fama mundial, siendo un talentoso y versátil artista.

Comenzó su carrera siendo un niño. En 1951 hizo un pequeño papel en la película Queen for a Day, lo que le abrió las puertas a otros papeles en el teatro y cine. Pero también se caracterizó por ser un hombre hiperactivo que tuvo diversas ocupaciones. En Los Ángeles durante los primeros años de la década del 50, no dudó en aceptar empleos diversos para poder subsistir como el de portero, limpiador de peceras o taxista. Había servido previamente dos años en el ejército de los Estados Unidos, de donde se retiró con el grado de sargento.

Ya desde los inicios de su carrera estuvo ligado a la ciencia ficción. En 1952 trabajó en Zombies of the Stratosphere, una serie de 12 capítulos y dos años más tarde, fue un soldado en La Humanidad en Peligro de Gordon Douglas.

En los años 1960, entró en el mundo de la televisión. Entre sus intervenciones más recordadas se encuentran The Twilight Zone (1961), Los Intocables (1962), The Outer Limits (1964), The Man from U.N.C.L.E. (1964, como dato curioso, coincidió con William Shatner en dicha ocasión). Participó también en la serie de Gene Roddenberry, The Lieutenant, trabajo que sirvió para que el creador de Star Trek, lo tomara en cuenta para el papel de Spock, para el que había barajado los nombres de Martin Landau y Michael Dunn.

Resulta loco pensar que tras la exhibición de The Cage, los directivos de la NBC pidieran eliminar el personaje de Spock por considerarlo muy inhumano. Roddenberry se negó a aceptar la exigencia de la cadena rotundamente dado que Spock, según éste, era la esencia misma de la serie y sin éste la trama sería un desastre. Poco después, con la serie ya lanzada,  dieron la razón a Roddenberry y Spock se convirtió en el personaje más popular de la serie, incluso más que Kirk.
Tras el fin de la serie de tv, Nimoy se tomó unas breves vacaciones con el objetivo de pensar el giro que pretendía dar a su carrera, rechazando varios papeles que no eran más que variaciones de Spock. Pocos meses después vuelve a la televisión en las series In Search Of y en un papel principal en Mission: Impossible (reemplazando a Martin Landau). También alternó con participaciones en el cine.

Sintiéndose encasillado ya en los 70, decide multiplicar las direcciones de su trabajo en nuevas formas de expresión artística: la teatral, la literaria, la fotográfica y la musical. De esta época es su famosa autobiografía: I Am Not Spock (1975).

Nimoy había encontrado en la diversidad de su arte la forma de mantener al personaje de Spock a raya. Cuando Roddenberry y la Paramount le ofrecieron la oportunidad de sumarse a un nuevo proyecto relacionado a Star Trek no dudó en declinarla. Un retraso de dos años en el rodaje, sin embargo, contribuyó para que Nimoy cambiara de opinión. Gracias a ello, encontró la oportunidad de incursionar en otro campo creativo: la dirección cinematográfica.

Cuando se ofreció a dirigir la tercera entrega de Star Trek, algunos directivos de Paramount mostraron cierto recelo, al temer que fuese solo un capricho del actor. Pero el gran éxito comercial de la película demostró el talento y capacidad de Leonard para el manejo de la franquicia, por lo que repitió la experiencia en la cuarta película, con aún mejores resultados de taquilla.

En 1982 participó en la serie Marco Polo del director Giuliano Montaldo. Figurando en los créditos como ayudante de director.

En 1986, le ofrecieron varios proyectos, de pero se decidió por la adaptación estadounidense de Tres Hombres y un Bebé, con Tom Selleck (estrella en esos tiempos de Magnum P.I.), otro gran éxito de recaudación en Estados Unidos. Además participó en el doblaje de la película Transformers: The Movie, junto a Orson Wells. Wells falleció antes de terminar su labor en la película y fue Nimoy quien grabó las porciones faltantes para poder completar la cinta.

Desde esos días, hizo de anfitrión en la serie documental Ancient Mysteries (1994-1998), también produjo y dirigió algunos proyectos para televisión, participando incluso en algunos “cameos” (como en algunos episodios de Futurama por ejemplo). En cooperación con John de Lancie, realizó relatos grabados de cuentos fantásticos y de ciencia ficción para Alien Voices, pero se dedicó en especial a la fotografía en blanco y negro y poesía.

En el año 2002 anunció su retiro de la actuación. Sin embargo, participó en el rodaje de la undécima entrega cinematográfica de Star Trek bajo la dirección de J. J. Abrams quien le pidió que interpretara por última vez al legendario Spock, a lo que accedió entregando una gran actuación y brindando reminiscencias de la serie original que estremeció a los fanáticos.

Posteriormente, participó en la serie Fringe interpretando al doctor William Bell, también de responsabilidad de J.J. Abrams. Y en 2011, participó en la versión oficial y alternativa del videoclip de Bruno Mars para la canción “The Lazy Song”, junto con dar su voz a “Sentinel Prime” en Transformers: Dark of the Moon. Resulta curioso cómo llegó a este último proyecto. La esposa de Michael Bay es familiar del actor, por lo que el director le propuso el papel al coincidir en una reunión con la familia. Nimoy, quien ya había trabajado antes en la película animada de Transformers en los años ochenta aceptó gustoso.

Sus últimos trabajos en el cine fueron en el filme sudafricano Zambezia (2012) y en la película Star Trek: En la Oscuridad (2013). En television sus útimas participaciones fueron en las series The Big Bang Theory y Family Guy donde prestó su voz como Spock.

Leonard Nimoy fue muy activo en redes sociales como Twitter, medio donde difundió entre otras cosas su poesía, su característica era terminar sus mensajes con LLAP. Esto en relación al saludo de su personaje de Spock: Live Long and Prosper (“Que Tengas una Larga y Próspera Vida”). Su último mensaje, fue el 23 de febrero de 2015 pocos días antes de morir, donde compartió un pensamiento que tras su defunción tomó un sentido más que especial.

Murió debido a una enfermedad obstructiva pulmonar, la cual se encontraba en fase terminal, el 27 de febrero de 2015 en su casa de Bel Air a la edad de 83 años.

Son múltiples los homenajes que se han hecho a Nimoy tras su muerte, en Canadá muchos fanáticos modificaron algunos billetes caracterizándolos con el personaje de Spock. Lo que partió como humorada, terminó siendo un problema para el gobierno canadiense, que pidió a los fanáticos que dejaran de homenajear al actor de esa forma, lo que en vez de disuadir al público hizo que está práctica se hiciera viral. En la última película de Star Trek, también se dieron tiempo de hacer un homenaje al personaje tras su partida, personaje que en las nuevas versiones ha sido impecablemente actuado por Zachary Quinto, quien en mi humilde opinión, ha sabido hacer suyo el personaje a pesar del peso de su precesor.

Adam Nimoy, hijo de Leonard estrenó un documental llamado “For the Love of Spock” (Por el Amor de Spock, 2016) quien iniciara su realización antes de la muerte del Nimoy en 2014 con intención de documentar la influencia del personaje en la cultura popular, pero tras la partida del actor terminó como un homenaje a quien  personificara el personaje y su legado.

Sin duda te extrañamos Leonard, fuiste un talentoso artista, ecléctico y que marcó a más de una generación. En mi caso en particular, te conocí en Star Trek gracias a mi abuelo Alfredo con quién vi la serie desde niña. Más grande conocí a mi esposo que coincidentemente también era un “Trekkie“, como se le conoce a los fanáticos de Star Trek. Y hoy, tengo un minifanático que adora a Spock con tiernos 4 añitos (me pregunto de dónde viene esa fascinación, ja!)

 

Los invito a recordar a este ícono pop viendo alguna película o serie donde haya participado y a disfrutar con su sello característico. LLAP

Comentarios