“El paso de la novela al libro es inteligente, deja de lado todo aquello que podría ralentizar el decorrer de los eventos, lo que le da al guión una agilidad necesaria, con momentos de humor, de drama y de acción que son bienvenidos a estas alturas del partido.”

  • Nombre: Cincuenta Sombras Liberadas
  • Director: James Foley
  • Reparto: Jamie Dornan, Dakota Johnson, Rita Ora, Brant Daugherty, Luke Grimes, Arielle Kebbel, Eric Johnson, Max Martini, Michelle Harrison, Eloise Mumford
  • Música: Danny Elfman

Rating: [3,5/5]

SINOPSIS: La apasionante historia de Anastasia Steele y Christian Grey continúa en ‘Cincuenta sombras liberadas’. Ana y Christian por fin se han casado y ambos se disponen a vivir una apacible y romántica luna de miel en Europa. Pero no todo será tan idílico como ambos tenían planeado. Mientras se encuentran en Europa, les empiezan a llegar noticias de extraños incidentes ocurridos en las propiedades de Grey, ante lo que Christian comenzará a temer por la seguridad de su familia. Tercera y última entrega de la saga ‘Cincuenta sombras’, nuevamente protagonizada por Dakota Johnson y Jamie Dornan y dirigida por James Foley bajo la producción de Universal Pictures y de la propia escritora de las novelas, E.L. James.


RESEÑA: Llega a nuestra cartelera el esperado final de la trilogía de Cincuenta Sombras: Cincuenta Sombras Liberadas, la vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.
Las despedidas siempre son difíciles, terminar de leer la saga también me costó, pero cuando le das un buen cierre a una saga se agradece y uno deja ir la historia con una buena sensación. Es lo que sucede con Cincuenta Sombras Liberadas, cinta que se estrena hoy y que cierra la trilogía basada en los libros de la escritora E.L. James.
Aclaro de inmediato que he leído todos los libros (algunos más de una vez) incluidos los libros adicionales desde el punto de vista del personaje Christian Grey y que hasta hoy había algo en las películas que, aunque me gustaban, no me dejaban cien por ciento convencida. Esa sensación se desvaneció ayer al ver Cincuenta Sombras Liberadas, basada en el libro que menos me gusta de la saga y que, por el contrario, es la película que más me gusta de la trilogía cinematográfica, tal vez porque hay algunos eventos que son parte del segundo libro que fueron traspasados a la tercera película, lo cual fue una movida inteligente.


La cinta tiene más acción y más romance que las otras dos y el elemento sexual, aunque aún importante, pierde un poco de protagonismo respecto a lo que está pasando en la vida de Anastasia y Christian.
El paso de la novela al libro es inteligente, deja de lado todo aquello que podría ralentizar el decorrer de los eventos, lo que le da al guión una agilidad necesaria, con momentos de humor, de drama y de acción que son bienvenidos a estas alturas del partido.
La química entre Dakota Johnson (Cómo ser Soltera) y Jamie Dornan (La Resurrección de Louis Drax) aquí llega a su punto más alto, nada se siente forzado, algo que tal vez les jugó en contra sobre todo en la primera entrega. Hoy ambos actores aprendieron a trabajar juntos y a sentirse cómodos y eso se nota.
Lo interesante de esta entrega es que Ana se ve mucho más empoderada que en la primera cinta, lejos quedó la niña que no sabía nada de la vida de la primera entrega, Anastasia ha ido poco a poco comprendiendo cómo llevar el genio y la vida agitada de Christian y también ha sabido imponer sus propias reglas, ella quiere ser más, quiere que la respeten por su propio esfuerzo y no por se la pareja de un millonario, por su lado Christian ha comenzado a abrirse, al menos con ella, a entender que es un adolescente en el cuerpo de un hombre de negocios, en lo que respecta a su vida amorosa. Ambos personajes se complementan en su propio crecimiento personal y ambos crecen amparados en la situación un poco extrema que los rodea.


Hay que entender que esta es una cinta que, al igual que los libros, tiene un público objetivo claro y para ese público objetivo el filme está dirigido y cumple todo lo que promete y un poquito más. Ante esto, como ante toda película cuyo target está tan marcado, como comentaristas debemos ser cuidadosos, sobre todo aquellos que se dedican a insultar la saga sin tener la inteligencia y racionalidad necesaria para ponerse en contexto, obviamente esta no es una película que va a ganar el Óscar y si es eso lo que usted quiere ver, entonces la cartelera está repleta de los títulos que veremos una y otra vez en la temporada de premios. Y como espectador podemos elegir, pero que te guste la comida gourmet no te priva de disfrutar una que otra vez de una buena comida chatarra, esa que nos hace dejar de cuestionarnos las terribles cosas de la vida y que nos lleva a soñar en mundos de fantasía o de acción o, como es en este caso, de romance. Porque sí, las personas que vamos al cine a ver Cincuenta Sombras sabemos perfectamente que ese tipo de hombre no existe y que es una historia muy alejada de cualquier realidad, pero a veces el cine es eso lo que entrega, una evasión y tanto sabiendo que las hazañas de Rápido y Furioso solo podemos verlas en el cine, como que la probabilidad que un billonario como Christian Grey nos saque de nuestra miseria para convertirse en el príncipe azul por amor sea muy baja (o casi nula) podemos disfrutar de imaginarnos que eso podría pasar, al menos en la santidad de una sala de cine. Y a eso te invita no solo esta película, sino que la trilogía completa, a jugar, a dejar de lado los problemas y aventurarte en una moderna Bella y Bestia.


Si te gusta Cincuenta Sombras, sin duda esta tercera parte y final te va a encantar, anda y pasa un momento muy agradable y déjate seducir por el final de este cuento de hadas moderno. En el fondo eso lo que esta película siempre nos ha querido entregar, ni más ni menos.
Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Muy entretenida.

Erika Moreno I.

Comentarios

comentarios